Tuesday, January 31, 2012

La arrogancia de nuestra boca

"No multipliquéis palabras de grandeza y altanería; cesen las palabras arrogantes de vuestra boca. Porque el Dios de todo saber es el Eterno. A él le toca pesar las acciones".  1 Samuel 2:3


Al proferir palabra debemos tener en cuenta lo que nos dice Dios en sus Sagradas Escrituras, es importante conocer que las palabras tienen poder, es lo que confiesa nuestra boca; de modo que muchas veces maldecimos la obra de nuestras manos por nuestras palabras,  "La muerte y la vida están en poder de la lengua, el que la ama comerá de sus frutos" Proverbios 18:21.
¿Cómo podemos estar maldiciendo? cuando le decimos a alguien que no es capaz, que no puede, que es un perezoso, que es un necio; todas estas expresiones son maldiciones; la forma correcta de expresarnos es no darle el adjetivo a la persona, es NO decirle que él es esto o aquello, sino expresar lo que en él es o hace tal cosa. Cuando estamos alcanzando una persona para Cristo, también proferimos maldición al expresar, que ella es difícil, que no dispone el corazón, como si la obra fuera nuestra, esa alma es una primicia de Dios; por nuestras palabras arrogantes, estamos destruyendo la obra de Dios en esa persona, es nuestro testimonio, es la Luz que llevamos en el corazón que da convicción a las personas, nosotros sólo somos instrumentos de Dios.
Si nosotros hiciéramos un análisis de nuestras acciones, veríamos que muchas veces éstas, son el resultado de palabras que con altivez y orgullo las hemos lanzado. 

Por eso observamos en la oración de Ana, 1 Samuel 2: 1-10, en el versículo 6, como su rival la irritaba enojándola y entristeciéndola porque el Señor no le había concedido tener hijos; declaraba palabras arrogantes contra Ana, cuando oró al Señor exclamó no hablar con tanto orgullo y altivez, pues es Dios quien conoce las intenciones, y juzga nuestro obrar.
Hay que tener sumo cuidado al tratar al prójimo, si queremos que nos traten con amor, sinceridad y respeto; tratemos así mismo a los demás. "Así pues, hagan ustedes con los demás como quieran que los demás hagan con ustedes; porque en eso se resumen la ley y los profetas" Mateo 7:12. 
Renovemos nuestra mente con la Palabra de Dios, y estemos atentos a todo lo que confesemos con nuestra boca, es importante saber cómo cristianos que la voluntad perfecta de Dios es nuestra obediencia a sus mandatos contenidos en las Sagradas Escrituras.

Bendiciones



Friday, January 27, 2012

Nuestra gratitud a Dios

"Ofrece a Dios sacrificio de acción de gracias, y cumple tus votos al Altísimo; e invócame en el día de la angustia; yo te libraré, y tú me honrarás".
Salmo 50: 14-15


Es tan maravilloso tener gratitud a Dios por todas sus bondades y misericordias, que hermoso es poder expresarle nuevos cánticos y palabras de alabanzas a nuestro REY y SEÑOR, cada día por el abrigo y el sustento, por la familia que nos ha regalado, por el país donde vivimos, por la salud, por su amistad; porque Él está con nosotros en cada instante de nuestras vidas, por darnos la salvación y la vida eterna, por todas sus bendiciones, en fin hay tantas cosas por las cuales debemos dar gracias; veamos el Salmo 150 como el salmista expresa su gratitud al Único y Eterno Dios y Creador:
"¡Aleluya! Alabad a Dios en su santuario; alabadle en su majestuoso firmamento. Alabadle por sus hechos poderosos; alabadle según la excelencia de su grandeza. Alabadle con sonido de trompeta; alabadle con arpa y lira. Alabadle con pandero y danza; alabadle con instrumentos de cuerda y flauta. Alabadle con címbalos sonoros; alabadle con címbalos resonantes. Todo lo que respira alabe al SEÑOR. ¡Aleluya!" Salmo 150: 1-6
También el salmista nos recomienda en el Salmo 50:14-15 cumplir con las promesas a nuestro Dios:
"Cuando haces un voto a Dios, no tardes en cumplirlo, porque El no se deleita en los necios. El voto que haces, cúmplelo" Eclesiastés 5:4. Esto es muy claro, cada vez que hagamos promesa ya sea a Dios o alguna persona, lo más sensato es cumplirlas, porque la verdad no hay mejor cosa, que cumplir con lo prometido, da paz a nuestra alma.
Anteriormente nuestra palabra tenía valor, las personas creían en nuestra palabra, pero la maldad se ha ido entronando en el corazón de los seres humanos, que ahora en este tiempo es difícil creerle a la gente, no es fácil creer, hay tanto engaño, que pueden las personas estar de rodillas prometiéndonos el cielo y la tierra, que nuestro corazón se endurece ante tal promesa. Por amor y gratitud a nuestro Señor Jesucristo, debemos marcar la diferencia respecto al común de las personas del mundo, porque todos tienen los ojos puestos en nosotros los cristianos, todo mundo espera de nosotros, aun la creación misma espera la manifestación de los hijos de Dios (Romanos 8:19)
Nosotros como hijos de Dios, esperamos siempre en sus promesas, y la palabra que hoy nos regala el Señor Jesucristo en el salmo 50, nos trae una gran promesa: Invócame en el día de la angustia yo te libraré y tú me honrarás; tremenda promesa, ¿Cómo no vamos a honrar a nuestro Eterno Dios? si Él es quien nos libra de toda angustia, es nuestro Creador, el que sustenta nuestra vida, quien nos da su fuerza, nuestro TODO, quien nos libra de todos los temores, enfermedades, situaciones difíciles; tenemos tanto que agradecerle y honrarle, que son pocas las palabras para expresárselo.
Puedo decirte al unísono con todas las personas que siguen este blog que eres nuestro DIOS, TE AMAMOS, en CRISTO JESUS, nuestras palabras son tan sencillas, pero con un profundo y sincero amor, para expresarte que eres el centro de nuestra vida, el eje de todo lo que nos rodea, de todo lo que somos y de todo lo que tenemos, de todo lo que existe; ¡TU LO LLENAS TODO Y EN TI ESTAMOS COMPLETOS, BENDITO DIOS Y SEÑOR JESUCRISTO!
Que gozo es poder expresarle nuestra gratitud en la calidez de su presencia, deleitémonos en Él cada día de nuestro existir, ¡Bendito Dios!

Muchas bendiciones.





Tuesday, January 24, 2012

Aprovechar bien el tiempo


"Por tanto, tened cuidado cómo andáis; no como insensatos, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos" Efesios 5:15-16

Se están viviendo días difíciles en todo el planeta tierra; la zozobra por la que está pasando el mundo, es algo sintomático del caos que se ve venir y del cual se ha profetizado. Pero los cristianos sabemos en quien hemos creído, y en Él estamos seguros: Cristo.
Logremos todo tiempo para santificarnos, predicar la Palabra, orar, meditar, ganar almas para Cristo,  hacer buenas obras, ayudar a los necesitados, edificar la iglesia, levantar a los caídos y afligidos, aprender un arte para ponerlo al servicio de Dios, son tantas y tantas cosas que podemos hacer para redimir el tiempo.

Hay mucha necesidad de Dios en todo el mundo, hay hambre de Dios, y esto lo vemos en el correr de la gente hacia aquellos falsos maestros que con sus mentiras y fábulas los engañan, cayendo en toda artimaña del enemigo, y esto pasa por el desconocimiento de Dios en las Sagradas Escrituras.
"En el pueblo judío hubo falsos profetas, y también entre vosotros habrá falsos maestros que encubiertamente introducirán herejías destructivas, al extremo de negar al mismo Señor que los rescató. Esto les traerá una pronta destrucción. Muchos los seguirán en sus prácticas vergonzosas, y por causa de ellos se difamará el camino de la verdad. Llevados por la avaricia, estos maestros os explotarán a vosotros con palabras engañosas" 2Pedro 2:1-3

San Judas 20-23 nos recomienda lo siguiente:"Queridos hermanos, manténganse firmes en su santísima fe. Oren guiados por el Espíritu Santo. Consérvense en el amor de Dios y esperen el día en que nuestro Señor Jesucristo, en su misericordia, nos dará la vida eterna.
Tengan compasión de los que dudan. A unos sálvenlos sacándolos del fuego, y tengan compasión de otros, aunque cuídense de ellos y aborrezcan hasta la ropa que llevan contaminada por su mala vida".


Es importante aprovechar al máximo todo tiempo, hay que despertar, y prepararnos, porque estamos viendo la crisis que se está tejiendo a nivel mundial en lo político, en lo económico, en lo social, en lo religioso, que trasciende a nuestros ámbitos.
"Haced todo esto estando conscientes del tiempo en que vivimos. Ya es hora de que despertéis del sueño, pues nuestra salvación está ahora más cerca que cuando inicialmente creímos. La noche está muy avanzada y ya se acerca el día. Por eso, dejemos a un lado las obras de la oscuridad y pongámonos la armadura de la luz.
Vivamos decentemente, como a la luz del día, no en orgías y borracheras, ni en inmoralidad sexual y libertinaje, ni en disensiones y envidias. Más bien, revestíos del Señor Jesucristo, y no os preocupéis por satisfacer los deseos de la naturaleza pecaminosa".
Romanos 13:11-14.


Bendiciones.

 
 






Monday, January 23, 2012

Pensamientos de bien, un vida de victoria

"Por último, hermanos, piensen en todo lo verdadero, en todo lo que es digno de respeto, en todo lo recto, en todo lo puro, en todo lo agradable, en todo lo que tiene buena fama. Piensen en toda clase de virtudes, en todo lo que merece alabanza"
Filipenses 4:8




En nuestra mente se opera toda clase de pensamientos, por eso el apóstol Pablo nos exhorta a tener pensamientos que tengan virtud alguna, y desechar todo pensamiento que sea contrario a lo que el Espíritu Santo de Dios nos habla a través del apóstol.
En Efesios 4:22-23 nos anima también, no solo de renovar la mente, sino también de despojarnos de la vieja naturaleza (la adánica).
Si es bien cierto que la obra la hace el Santo Espíritu de Dios en cada vida, nuestra parte es la de disponer nuestro corazón cambiando actitudes, que van en contra de los mandatos de Dios. Nuestro Eterno Dios no participa en los procesos de renovación si nosotros no actuamos en fe, desechando todo aquello que nos impide revestirnos de la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios y que se distingue por una vida recta y pura, basada en la verdad, que es la Palabra de Dios. "Conocerán la verdad, y la verdad los hará libres" Juan 8:32.
La Palabra de Dios es una de las armas poderosa para destruir fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo (2 Corintios 10:4-5).

Todo pensamiento destructivo, causa en nuestra vida estancamiento espiritual; miedos que impiden el crecimiento de la fe; inseguridades que nos llevan a una vida de doble ánimo; nubosidad de nuestro entendimiento para discernir entre lo bueno y lo malo, todo estas son situaciones que permiten puertas abiertas al enemigo.
Cuando somos nuevas criaturas en Cristo Jesús, el enemigo no tiene poder sobre nuestras vidas, SOLO TIENE PODER CUANDO LE ABRIMOS PUERTAS, cerremos toda puerta sometiéndonos a Dios.
"Someteos, pues a Dios. Resistid al diablo, y él huirá de vosotros" Santiago 4:7 

Queridos(as) hermanos(as) en Cristo, una de mis responsabilidades en estos escritos sobre la Palabra de Dios, es animarle siempre a llevar una vida diaria de oración y meditación de la Palabra, y esta  sea guardada en el corazón para una vida de santidad. También hago énfasis en la renovación de la mente, porque cuando se cambia la forma de pensar basada en los pensamientos de Dios, su Palabra; hay victoria en Cristo Jesús sobre una vida espiritual reflejada en un mundo físico.
Apropiémonos de la Palabra de Dios y que ella sea nuestra guia y dirección en toda la expresión de la palabra, viviendo vidas de testimonio.
"No quites de mi boca la palabra de verdad, pues he puesto mi esperanza en tus decretos. ¡Quiero poner en práctica tu enseñanza, siempre, por toda la eternidad! Así podré vivir en libertad, pues he seguido tus preceptos " Salmo 119 43-45.

Bendiciones.




   



Friday, January 20, 2012

Mirando a Jesús


    "Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y  descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame!  Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?

    Mateo 14:28-31



En todos las circunstancias de nuestra vida nuestros ojos deben estar puestos en Jesús, el autor y consumador de la fe; Pedro al quitar la mirada de Jesús y ponerla en el fuerte viento, sintió miedo y comenzó a hundirse; así nos pasa a nosotros cuando quitamos la mirada de Jesús, y la ponemos en los distintos problemas que nos aquejan, nos sentimos abandonados de Dios.
¿Cuántos vientos fuertes tenemos hoy en contra de nuestra vida? pueden ser muchos y muy fuertes, pero no los miremos, miremos a Jesús, que aunque todo este en contra nuestra, Él tiene su mano extendida para sacarnos de esas profundas aguas en las que hemos caido, no volvamos atrás, no dejemos que la angustia nos aleje de Cristo, no dejemos que el desanimo nos tire al piso, levantémonos, porque Él tiene cuidado de nosotros.
"Dejen todas sus preocupaciones a Dios, porque él se interesa por ustedes".
1 Pedro 5:7

Nosotros todos pasamos por pruebas para afianzar nuestra fe, veamos lo que nos dice el Santo Espíritu de Dios:
"Por esta razón están ustedes llenos de alegría, aun cuando sea necesario que durante un poco de tiempo pasen por muchas pruebas.
Porque la fe de ustedes es como el oro: su calidad debe ser probada por medio del fuego. La fe que resiste la prueba vale mucho más que el oro, el cual se puede destruir. De manera que la fe de ustedes, al ser así probada, merecerá aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo aparezca".
1Pedro 1:6-7.

Nuestro Dios nunca nos desamparará ni nos dejará, esa es nuestra confianza, Él es fiel y para siempre es su misericordia, nunca olvidemos que el Eterno Dios es fiel, lo que prometió lo cumplirá, su Palabra es verdad. "Dios no es como los mortales: No miente ni cambia de opinión. Cuando él dice una cosa, la realiza. Cuando hace una promesa, la cumple" Números 23:19.
Su Palabra no se equivoca, es la verdad absoluta, es la espada del Espíritu, en ella debemos confiar, porque es Dios mismo hablándonos.
"Claman los justos y el Señor los escucha, y los libra de todas sus angustias. Muchas aflicciones puede tener el justo, pero de todas lo libra el Señor"
Salmo 34:17-19  

Bendiciones


  

Wednesday, January 18, 2012

Hacer la voluntad del Padre, entrada al reino de los cielos

"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.                             

Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad".
Mateo 7:21-23

La Palabra de Dios es muy clara y no tiene margen de error, este texto bíblico lo he leído y meditado algunas veces, pero el día de ayer, conversando con unos amigos cristianos, me tocó mi corazón, y pensé en tantos hermanos en Cristo, y aún en mi misma, y vino a mi mente como una película, ese día en que Jesucristo diga a muchos apártense de mi hacedores de maldad.

Tenemos que hacer una reflexión acerca de nuestro caminar con Dios, porque hacerla voluntad de Dios es cumplir la Palabra que está escrita en la Santa Biblia, muchos de nosotros acomodamos la palabra a nuestras concupiscencias, a nuestras debilidades, a la situación que vivimos; es decir a nuestras conveniencias, y lastimosamente esto se ve a diario. Tengamos en cuenta que Dios usa de nosotros los dones que nos ha dado, y no por ello podemos estar en una vida de obediencia a Dios, esto lo vemos en muchos hermanos cristianos, que por su fruto podemos apreciar que están lejos de lo que Dios anuncia en su Palabra.

Hay algunos ministros de Dios que por encima se les nota la avaricia, la deshonestidad en toda la expresión de la palabra, no tienen una vida de oración, y están lejos de la meditación de las Sagradas Escrituras; presentan a la congregación unas enseñanzas rancias, sin el sazón que produce el Espíritu Santo de Dios, y el creyente entra y sale como llegó, sin ninguna expectativa.



Estamos en un momento donde hay comezón de oír, ¿pero, qué hace la iglesia? su actitud de pensar en las riquezas, en las mega iglesias y templos ostentosos, las predicas, son enseñanzas tibias, y sin ninguna exhortación al pecado, siendo muy permisivas con todo lo que está en contra de la Palabra, tildándose de legalismos.

En Mateo 25: 1-13 encontramos la parábola de las diez vírgenes; en la Biblia, la mujer es tipología de la Iglesia, vemos que las cinco mujeres prudentes, como estaban preparadas pudieron entrar a las bodas; mientras que las insensatas no pudieron entrar ya que no estaban preparadas, y el señor no las conocía. Con esto el Señor nos muestra que solo la mitad de la iglesia podrá entrar a las bodas del Cordero.

"Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir".

Mateo 25:13

Mantengámonos preparados cada día para las bodas del Cordero, como si estas fueran a suceder mañana.

Dios les bendiga siempre.

  


Tuesday, January 17, 2012

Sufrimientos por la fe


"No te averguences, pues, de dar testimonio a favor de nuestro Señor; ni tampoco te averguences de mí, preso por causa suya. Antes bien, con las fuerzas que Dios te da, acepta tu parte en los sufrimientos que vienen por causa del evangelio". 2 Timoteo 1:8

Estamos tan acostumbrados a la violencia que se da en nuestros países, que ante el dolor humano nos hemos vuelto insensibles. Hay tanta violencia que la muerte ya no nos sorprende, es muy normal, es el pan nuestro de cada día. Tenemos que reflexionar que muchos se van sin Cristo, y esto debe ser una de nuestras grandes preocupaciones como cristianos que somos. Dentro de esta violencia que se vive, también los cristianos somos el blanco de aquellos que van en contra de nuestra fe.    
En Hebreos 11:36-38  meditemos la forma como fueron perseguidos y maltratados muchos hombres por profesar la fe en Cristo: "Otros sufrieron burlas y azotes, y hasta cadenas y cárceles. Y otros fueron muertos a pedradas, aserrados por la mitad o muertos a filo de espada; anduvieron de un lado a otro vestidos solo de piel de oveja y de cabra; pobres, afligidos y maltratados. 
Estos hombres, que el mundo ni siquiera merecía, anduvieron sin rumbo fijo por los desiertos, y por los montes, y por las cuevas y las cavernas de la tierra".
Hoy seguimos viviendo esta misma situación por profesar el evangelio de Dios. Hay muchas noticias y videos de distintos países donde se muestra la persecución a que son expuestos los hermanos en Cristo y la forma como son violentados y asesinados por su fe. Que el ejemplo de aquellos hermanos que por profesar la fe de Cristo y de los misioneros cristianos que exponen sus vidas por llevar el evangelio por pueblos y naciones, donde aún no conocen de CRISTO; sea una fortaleza, para que nuestra fe permanezca firme y constante, creciendo en Cristo Jesús. 

Hoy te invito a elevar una plegaria a Dios y que esto sea un compromiso diario con nuestro Señor Jesucristo por todos los hermanos cristianos que son objeto de persecuciones, y maltratos por profesar y llevar el evangelio de Cristo Jesús Señor nuestro; no nos cansemos de orar cada día por estos hombre y mujeres que arriesgan su vida por Cristo.
Demos gracias a Dios porque muchos de nosotros podemos vivir una vida cristiana, donde aún hay libertad para predicar y enseñar la palabra de Dios.

No nos avergoncemos de ser cristianos y de dar testimonio de Cristo, Él dio su vida, para que nosotros tuvieramos vida eterna. Miremos siempre la cruz y no olvidemos que allí hubo un gran sacrificio por amor a nosotros. Nuestra gratitud debe ser la obediencia, y una vida de rectitud por amor a Él. 

"Despiértate, tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y te alumbrará Cristo.
Efesios 5:14 

¡Cristo vive y nos ama!

Muchas bendiciones 

 

Saturday, January 14, 2012

El fruto de nuestro esfuerzo

"En toda labor hay fruto; mas las vanas palabras de los labios empobrecen"
Proverbios 14:23 

En el proverbio en mención la palabra labor en otras versiones se habla de esfuerzo y otras de trabajo, todo lo que emprendamos dará su resultado, que nada se quede en palabras, hay que accionar, de eso se trata nuestra fe, no podemos quedarnos solo en palabras. Cristo es el que nos sustenta, por Él es nuestro actuar; nuestra vida y todo lo que pretendemos hacer, debe estar sujeto a Él.
"Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras" Santiago 2:18.
Todo proyecto expresado en palabras, no produce, es hablando y haciendo. Muchos de nosotros hablamos y hablamos de tantas cosas que queremos alcanzar, pero se quedaron ahí; y nos hacemos propósitos de cambiar actitudes y no lo logramos porque pretendemos que ellos se realizan solos; queremos viajar, pero no ahorramos y no actuamos para lograr el viaje; queremos comprar algo que necesitamos o deseamos, pero no hacemos nada para lograrlo;  no tenemos recompensa porque todo se quedo en palabras, y algo que Dios da recompensa es por la acción de nuestra fe, Él obra por fe.
¿Qué debemos hacer? actuar, poner acción a nuestras palabras, quitar de nuestros labios todo desaliento para dar inicio a nuestros proyectos o labores.
"El alma del perezoso desea, y nada alcanza, pero el alma del diligente será gratificada" Proverbios 13:4.
Las palabras se las lleva el viento; pongamos nuestros ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe (Hebreos 12:2); escribamos, proyectémonos, y manos a la obra, porque cuando todo está en las manos del Señor estoy segura que Él hará, y esperemos actuando en el proceso, los resultados. Toda labor, esfuerzo o trabajo tiene un proceso, no nos volvamos impacientes esperando los resultados:
"El Señor tu Dios echará a esas naciones ante ti poco a poco. No en seguida, para que las fieras del campo no se aumenten contra ti" Deuteronomio 7:22. Esta voz de aliento para el pueblo de Israel, apliquémosla para nuestras labores, proyectos, en espera de una respuesta de bendición para nuestras vidas. 

Adelante y muchas bendiciones.

Thursday, January 12, 2012

El sufrimiento

"Porque el Señor no desecha para siempre; antes si aflige, también se compadece según la multitud de sus misericordias; porque no aflige ni entristece voluntariamente a los hijos de los hombres".
Lamentaciones 3:31-33




De acuerdo con el Diccionario de la lengua española, SUFRIR significa lo siguiente:
-Sentir un dolor físico o moral.
-Recibir con resignación un daño moral o físico.
-Resistir, soportar.
-Someter a cierta prueba, cambio, fenómeno, etc.


Si observamos estas definiciones, no es fácil soportarlas cualquiera que sea, y de hecho el sufrimiento, sea moral o físico es bastante duro y difícil de aceptar, veamos ésta porción bíblica en el libro de Rut:
"Pero ella les respondía: –Ya no me llamen Noemí; llámenme Mará, porque el Dios todopoderoso me ha llenado de amargura.
Salí de aquí con las manos llenas, y ahora las traigo vacías porque así lo ha querido el Señor. ¿Por qué me llaman Noemí, si el Señor todopoderoso me ha condenado y afligido?" 1:20-21


En éste versículo podemos apreciar el dolor de Noemí tanto físico como moral, había perdido su esposo y sus dos hijos, como también lo que ellos materialmente habían llevado a Moab.

Cuando pasamos por un sufrimiento lo primero que hacemos es ¿por qué a mí? y damos inicio a una serie de preguntas a nuestro Eterno Dios, nos sentimos agredidos por Dios, pensamos que somos demasiado justos, que no hay derecho de pasar por ese sufrimiento, que a Dios se le está pasando la mano, y que es injusto todo lo que nos pasa; pero lo cierto es que no conocemos su voluntad, lo que sí sabemos es que Dios dice:
"Y ya habéis olvidado por completo las palabras de aliento que como a hijos se os dirige: "Hijo mío, no tomes a la ligera la disciplina del Señor ni te desanimes cuando te reprenda, porque el Señor disciplina a los que ama, y azota a todo el que recibe como hijo". Lo que soportáis es para vuestra disciplina, pues Dios os está tratando como a hijos. ¿Qué hijo hay a quien el padre no disciplina? Si a vosotros se os deja sin la disciplina que todos reciben, entonces sois bastardos y no hijos legítimos". Hebreos 12:4-8 
Que no desfallezca nuestro corazón, que no volvamos atrás, porque Dios es grande en su amor, y estamos seguros de que su mano de poder y misericordia actuará en el momento propicio, Él nunca nos desamparará, ni nos dejará (Hebreos 13:5).

Confía en Dios, Él hará.    
Un abrazo             



Monday, January 9, 2012

Obrando con prudencia

"A ti, pues, hijo de hombre, te he puesto por atalaya a la casa de Israel, y oirás la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte".
Ezequiel 33:7





En nuestra vida cristiana tenemos momentos en los cuales Dios nos permite ver en algunas personas ciertas actitudes que no agradan a Dios, y nuestra responsabilidad es orar primeramente por ello, y cuando sea el tiempo propicio podemos hablarles con mansedumbre y mucha sabiduría; de lo contrario sería una imprudencia de nuestra parte hablarles.
Si bien es cierto que muchas veces se nos dificulta hablar con las personas por temor a herir susceptibilidades, o porque se nos pueda tildar de entrometidos, y esto puede suceder cuando lo hacemos en nuestras fuerzas. Si Dios nos muestra algo es para que primero oremos y entreguemos esa situación a Él, quien todo lo sabe, y es quien puede cambiar las personas y da la correcta solución.
Esto que podemos ver, no es para juzgar, ni criticar, es para ayudar al crecimiento espiritual de las personas; no es para comentárselo a la iglesia, ni a la comunidad y mucho menos al vecino; Dios conoce nuestro corazón y nuestras intenciones; obremos con rectitud delante del Señor, porque no tendrá por inocente al culpable (Nahúm 1:3).
Veamos la definición de prudencia en el diccionario de la lengua española:
Prudencia: Cualidad que consiste en actuar con reflexión y precaución para evitar posibles daños.
Nuestro Señor también nos habla de la prudencia:
"Hijo mío, si recibes mis palabras, y guardas mis Mandamientos dentro de ti, si prestas oído a la sabiduría, si inclinas tu corazón a la prudencia, si clamas a la inteligencia, y a la prudencia das tu voz, si la buscas como a la plata, y la procuras como a tesoros escondidos entonces entenderás el respeto al Eterno, y hallarás el conocimiento de Dios" Proverbios 2:1-5. (El subrayado es mío).
Dios les bendice, un abrazo.











  

Friday, January 6, 2012

Victoriosos en Cristo Jesús




"Todo lo puedo en Cristo que me fortalece".
Filipenses 4:13


No es fácil creer, cuando estamos acostumbrados a depender de nosotros mismos, donde siempre hemos sido dirigidos por los sentimientos, es decir por nuestro corazón. "Nada hay tan engañoso y   perverso como el corazón humanos ¿Quién es capaz de comprenderlo? Jeremías 17:9

Pero cuando el Espíritu de Santo es el que guía nuestro camino, entonces en Él somos fortalecidos. Somos nueva creación en Cristo, no podemos seguir proclamando que no podemos alcanzar lo que nos proponemos, porque en Él somos más que vencedores, no  podemos quedarnos en el obstáculo, no podemos quedarnos caídos, no podemos quedarnos llorando sobre la leche derramada; Él es quien nos FORTALECE; nosotros somos más que vencedores;  más que victoriosos; hemos sido comprados con la preciosa Sangre de Cristo, hemos sido perdonados de todos nuestros pecados y nunca más se acordará de ellos; nos ha dado la salvación y la vida eterna; nos ha hecho hijos de Dios; nos ha dado su Santo Espíritu y; somos linaje escogido de Dios, somos su especial tesoro, somos la niña de sus ojos; Él es quien que va delante de nosotros como poderoso gigante derribando a todos los enemigos de nuestro camino; en Él somos verdaderamente libres; y mayor es el que está en nosotros, que el que está en el mundo; Él ha derramado su amor y su misericordia sobre nuestras vidas, CRISTO VIVE Y ES REAL; en Él se ha cumplido todo y en Él estamos completos, Él es nuestra fortaleza, ¿Será qué todavía podemos seguir diciendo que estamos  derrotados? ¡LEVANTEMONOS! porque no tenemos argumentos para seguir viviendo en el fracaso como padres, como hijos, como esposos, como profesionales, como amigos y como cristianos, pues somos herederos de Dios y coherederos con Jesucristo.
Pido, pues, que conozcan ese amor, que es mucho más grande que todo cuanto podemos conocer, para que lleguen a colmarse de la plenitud total de Dios.Y ahora, gloria sea a Dios, que puede hacer muchísimo más de lo que nosotros pedimos o pensamos, gracias a su poder que actúa en nosotros.
¡Gloria a Dios en la iglesia y en Cristo Jesús, por todos los siglos y para siempre! Amén.    Efesios 3:19-21

¡ADELANTE SOMOS VENCEDORES! Él es nuestra fortaleza y en Él todo lo podemos.

Dios les colme de bendiciones.






Monday, January 2, 2012

Juzgando con justo juicio

No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio. Juan 7:24



Muchas veces vamos juzgando, no teniendo en cuenta que hay detras de esa persona, sus ancestros, su crianza, su traumas ocasionados por violaciones y mal trato, el abandono de sus padres o cualquier situación que dejó huellas en su corazón, ocasionando amarguras y tantas cosas más que que no alcanzaría a enumerar; Veamos que nos dice nuestro Señor acerca de los diez (10) mandamientos de Dios:

"No te harás ninguna escultura, ni imagen alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en el agua debajo de la tierra.
No te postrarás ante ellas, ni les darás culto, porque Yo Soy el Eterno tu Dios, fuerte, celoso, que castigo la maldad de los padres sobre los hijos, hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen. Pero trato con amor, por mil generaciones, a los que me aman y guardan mis Mandamientos". Deuteronomio 5:8-10 (el subrayado es mio).

 Cuando hemos creido con el corazón y hay confesión de que Cristo es el hijo de Dios quien murió y resucitó por cada uno de nosotros, y determinamos cambiar nuestro mal camino, esas maldiciones de nuestros antepasados quedan detenidas, se cortan en nuestra vida, porque iniciamos una nueva vida en Cristo:
"Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. Las cosas viejas pasaron, todo es nuevo". 2 Corintios 5:17
Éstas reflexiones bíblicas nos dejan muy claro el panorama del porque no debemos juzgar, ni murmurar de nadie, y la verdad, hay momentos que nos sorprende el actuar de algunas personas, de tal forma que a veces no entendemos, pero, si miramos la Palabra podemos entender muchas cosas, y evitar otras tantas; miremos Efesios 6:12:
"Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales".
Mi consejo es que oremos; entreguemos a nuestro Señor Jesucristo aquellas personas que presentan dificultad con nuestro diario vivir, porque Él es el único que puede hacer cambios en nuestras vidas.

Nuestro Señor nos dice en Mateo 7:1-2: "No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida que medís, seréis medidos".

También en Santiago 4:11 nos exhorta: " Hermanos, no murmuréis los unos de los otros. El que murmura del hermano y juzga a su hermano, murmura de la ley y juzga a la ley; pero si juzgas a la ley, no eres hacedor de la ley, sino juez. Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿quién eres para que juzgues a otro?

Dios les guarde siempre.






Sunday, January 1, 2012

Los proyectos del 2012 en las manos de Dios nuestro Señor



"Los que miraron a él fueron alumbrados, y sus rostros no fueron avergonzados".
Salmo34:5

Hoy, iniciando este nuevo año de 2012, meditemos acerca de nuestros tropiezos; de aquellas cosas que no salieron bien; de aquellas cosas que quisimos hacer y no las logramos; de todo lo que quisimos entregar a nuestro Eterno Dios y no lo hicimos; hoy es día de reiniciar, de reflexionar, de analizar, de preguntarnos a la luz de la Palabra de Dios, en que fallamos; ¿Qué nos habla Dios en su Palabra, y qué camino tomamos al sortear una dificultad? ¿Cuál fue la solución que le dimos al problema que se nos presentó? ¿Cómo  está nuestra  relación con nuestro amado Dios no sólo en nuestra vida espiritual, sino en  todos los proyectos? ¿Qué dejamos de hacer?

Planeemos para éste nuevo año con base en el análisis de nuestras fallas del año 2011, pongámoslo en las manos de nuestro Dios y Padre, confiemos en Él y Él hará (Salmo 37:5) y en la guianza de su Santo Espíritu demos inicio a desarrollarlo.
Lo mas importante es tener en cuenta la Palabra, veamos lo que Dios habla en Lucas 5: 4-5 sobre la pesca milagrosa: "Cuando terminó de hablar, le dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. 
Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red" (el subrayado es mio).  
En el nombre de Jesucristo escribamos nuestros proyectos de  vida, basados en sus estatutos, y mandatos, en los cuales estamos seguros y  estan contenidos en la Santa Biblia: Su Palabra, que es vida a nuestro espíritu, nuestro pan diario.

Tomemos y apliquemos ésta porción bíblica para nuestro tema en mención:
 "El Eterno me respondió: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que se pueda leer de corrido. Porque la visión es para el tiempo fijado. Llegará a su fin, y no fallará. Si tardara, espérala, que sin duda vendrá, y no fallará". Habacuc 2:2-3
A través de ésta Palabra no solo nos indica que debemos escribir nuestros proyectos según los propósitos u objetivos a realizar, sino que debemos fijar un tiempo para realizarlo, pero lo más maravilloso es su aliento, se cumplirá, aunque tardare un poco, se dará y no fallará. ¡Tremendo nuestro Eterno Dios y Padre! Bendito por los siglos. Amén.

Que las bendiciones de Dios se derramen sobre ustedes y sus familias en abundancia y grandemente en éste año 2012, y que cada proyecto en las manos de Dios sea bendecido para bendecir.

Un abrazo