Friday, May 28, 2010

Discernir el cuerpo de Cristo

"JESÚS LES DIJO: DE CIERTO, DE CIERTO OS DIGO: SI NO COMÉIS LA CARNE DEL HIJO DEL HOMBRE, Y BEBÉIS SU SANGRE, NO TENÉIS VIDA EN VOSOTROS.
EL QUE COME MI CARNE Y BEBE MI SANGRE, TIENE VIDA ETERNA; Y YO LE RESUCITARÉ EN EL DÍA POSTRERO"
Juan: 6:53-54



Si es bien cierto que nosotros tenemos el conocimiento de que Jesucristo es el hijo de Dios y que murió por nosotros y por toda la humanidad y que con su sangre nos redimió del pecado, también es cierto que muchos de nosotros no lo hemos podido asimilar en nuestro corazón, no hay esa convicción férrea y profunda del amor sacrificial de Jesús y sólo se podrá discernir a través de la obra maravillosa del Espíritu Santo; porque si ésta verdad estuviera arraigada en nuestro corazón, nuestras actitudes de gratitud serían disponer todo nuestro ser a dar lo mejor de si; cumplir  sus mandatos por amor a Él, los cuales, Jesús los resumen en dos grandes mandamientos: El primero: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Éste es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos (Marcos: 12:29-31).
El no discernir en nuestro ser interior la muerte de Jesucristo en el madero de la cruz, es un obstáculo para el crecimiento de nuestra vida espiritual; porque no solamente se trata de confesarlo, sino de vivirlo; y éste es un punto de partida para crecer en el conocimiento de Dios a través de Jesucristo Nuestro Señor y Salvador y crecer en su amor (2Pedro:3:18).

Clamemos a Dios, para  entender y comprender el amor sacrificial de Jesús en la cruz, no divaguemos más en nuestro corazón y pongamos la mirada  en Jesús, pues de él procede nuestra fe y él es quien la perfecciona (Hebreos: 12:2).
Que Dios los bendiga con abundancia

Wednesday, May 12, 2010

Bendiciones Espirituales en Cristo

"ALABEMOS AL DIOS Y PADRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, PUES EN NUESTRA UNIÓN CON CRISTO NOS HA BENDECIDO EN LOS CIELOS CON TODA CLASE DE BENDICIONES ESPIRITUALES. Efesios: 1:3 





Tenemos grandes bendiciones espirituales, otorgadas por Nuestro Dios y Padre  en su amor y misericordía, no por  nuestras obras, sino por medio de su Hijo Jesucristo, a Él sea nuestra alabanza, gloria y honor; porque no hay más que un Dios; y no hay más que un hombre que pueda llevar a todos los hombres a la unión con Dios: JESUCRISTO (1Timoteo:2:5) :

-Dios nos escogió en Cristo desde antes de la creación del mundo, para estar en su presencia, consagrados a él y sin culpa.
-Por su amor nos había destinados a ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, conforme a su voluntad.
-En su gran amor, Dios nos ha liberado por la sangre que su hijo derramó, y ha perdonado nuestro pecados.
-Dios nos ha mostrado su amor dándonos toda sabiduría y entendimiento, y nos ha hecho conocer su voluntad secreta, o sea el plan que él mismo se había propuesto llevar a cabo.Según éste plan, que se cumplirá fielmente a su debido tiempo, Dios  va a unir bajo el mando de Cristo todas las cosas, tanto en el cielo como en la tierra.
-Dios nos había escogidos de antemano para que, por nuestra unión con Cristo, recibiéramos nuestra parte en su herencia, de acuerdo con el propósito de Dios mismo, según el designio de su voluntad. A fin de que nosotros, que fuimos los primeros en confiar en Cristo, vivamos para que Dios sea alabado por su grandeza.
-Y también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la Verdad, el anuncio de su salvación, y creyeron en Cristo, fueron unidos a él y sellados como propiedad de Dios por medio del Espíritu Santo que Él había prometido. El Espíritu Santo es la garantía de que recibiremos la herencia que Dios nos ha de dar cuando haya completado la liberación de los suyos, para que Él sea alabado por su grandeza. (Efesios:1:3-14).

Hoy te invito a reflexionar y a meditar en este fragmento blico, y a dar gracias a  Dios por Nuestro Señor Jesucristo, porque  solamente por medio de Él alcanzaremos Bendición y Vida Eterna. Permite que Él sea el dueño de tu corazón y conócele a través de las Sagradas Escrituras.
Que Dios bendiga tu vida grandemente.

Tuesday, May 4, 2010

Arrepentimiento

" QUE ABANDONE EL MALVADO SU CAMINO, Y EL PERVERSO SUS PENSAMIENTOS. QUE SE VUELVA AL SEÑOR, A NUESTRO DIOS, QUE ES GENEROSO PARA PERDONAR, Y DE EL RECIBIRÁ MISERICORDIA". Isaías :55:7 N.V.I.




Nunca pensemos que es tarde para tomar una determinación radical y abandonar firmemente un mal camino o una actitud que  no solamente hace daño a una familia, o a una sociedad sino, a nosotros mismos; cuando tomamos esa determinación  con todo nuestro corazón, nos  será firme y en nuestros caminos  resplandecerá luz (Job 22:28).

Hoy, tienes una oportunidad para hacerlo, mañana puede ser tarde, acercate a Dios, y él se acercará a ti (Santiago  4:8) .
Jesucristo, no es una religión, es un estilo de vida, es una relación personal día a día, búscalo, reconcíliate con Él, arrepientete de tus malos caminos, y Él enderezará tus sendas. No digamos que no tenemos pecados, pues no engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros y estamos haciendo mentiroso a Dios (1Juan  1: 8-10); ven a Él, y descansa en Él, lleva su yugo y aprende de Él, que es manso y humilde de corazón;  y hallarás descanso para tu alma; porque su yugo es fácil, y ligera su carga   (Mateo   11:28-30).
No dejes pasar éste momento en que Jesús está tocando tu corazón, para que cambies tu estilo de vida y sigas sus huellas; invítalo a entrar, abre la puerta de tu corazón para que Él entre, y cenes con Él  y Él contigo (Apocalipsis 3:20).

Bendiciones.