Saturday, December 31, 2011

Dando gracias a Dios por sus misericordias



"Entonces alabaré el Nombre de Dios con cántico, lo exaltaré con gratitud". Salmo 69:30 

¡El 2012 sea un año de grandes bendiciones! este es mi deseo para todos los que amamos al Señor.
Nuestro mensaje a la humanidad sea el evangelio, el cual es esperanza para aquellos que aún no conocen de Cristo. Y la Luz que es Cristo alumbre en nuestros corazones y resplandezca en todo el mundo.
Nuestro testimonio sea ejemplo para nuestras familias y amigos, quienes muchas veces no sean dado la oportunidad de conocer al Dios vivo por nuestra legalidad y religiosidad, que son tropiezos para ellos.
Una de las cosas que aún marcan nuestras vidas son las amarguras, la falta de perdón, la falta de generosidad y la falta de misericordia para con los débiles, que brillan en nuestro diario vivir.
En Lucas 10:25-37 tenemos un claro ejemplo de religiosidad en aquellos hombres (el sacerdote y levita) que viendo un hombre herido por manos de ladrones no se detuvieron a ayudarle por su religiosidad y legalismo (Lucas 10:25-37), nuestro Dios quiere que aprendamos lo que significa misericordia (Mateo 9:13).

Que este nuevo año de 2012 sea de cambios y propósitos para alcanzar a los que todavía no conocen de Jesucristo, el cual es Dios sobre todas la cosas, bendito por los siglos. Amén (Romanos 9:5)

Agradezcamos a nuestro Eterno Dios, las bendiciones que derramó sobre cada uno de nosotros y nuestra familia durante el año 2011. Vivamos agradecidos de Dios nuestro Padre por su Hijo Jesucristo quien a través de Él recibimos gracia sobre gracia; bendición sobre bendición; si hubo momentos de aflicción agradezcamos porque mediante estas situaciones crecimos y maduramos espiritualmente; agradezcamos con palabras de alabanza, de gratitud, de entrega y rendición al único y eterno Dios. ¡A Él sea la gloria por los siglos!

"Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón ante ti, oh Eterno, Roca mía y Redentor mío". Salmo 19:14

Un abrazo y muchas bendiciones
Margarita Messa Benitez



Friday, December 30, 2011

Obrando en fe

"Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y os abrirá.Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
Mateo 7:7-8 
Antes de entrar a la presencia de Dios debemos preparar nuestro corazón para ese momento, y estar seguros que al acercarnos a Dios, él está ahí, esperándonos para escuchar nuestra oración, esa debe ser nuestra fe primeramente, ¡creer que Él está ahí!

Conforme a nuestra fe, debemos poner en la manos de nuestro Eterno Dios, lo que pretendemos hacer, y si es su voluntad, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho (1Juan 5:15).
Ahora, como nos dice la Palabra en mención, no podemos quedarnos en espera de que todo nos llegue a las manos, debemos actuar, debemos pedir, para poder recibir; debemos buscar, para poder hallar; debemos llamar, para poder que abran.

Es verdad que la fe sin obras es muerta (Santiago 2:26); por lo tanto debo actuar, si mi fe en Dios es que al buscar voy a encontrar lo que quiero hallar, mi obrar es buscar, debo moverme para poder encontrar lo que pretendo hallar.

Pero a veces no actuamos, nos quedamos en espera, no buscamos; pasa el tiempo y después culpamos a Dios de nuestra situación de no poder hallar.
Otras veces, buscamos sin tener en cuenta nuestro actuar, y para hallar lo que queremos, no nos importa por encima de quien pasamos para lograr nuestro objetivo. Por eso en ésta porción bíblica después de una valiosa reflexión en Mateo 7:12 dice:
 "Así que en todo tratad a los demás tal y como queréis que ellos os traten a vosotros. De hecho, esto es la ley y los profetas".

Bendiciones

Monday, December 26, 2011

Negando a Jesucristo


"Sin embargo, muchos de los judíos creyeron en Jesús, incluso algunos de los más importantes. Pero no lo decían en público por miedo a los fariseos, para que no los expulsaran de las sinagogas. Preferían la gloria que dan los hombres a la gloria que da Dios".Juan 12:42-43

Confesar a Cristo se vuelve difícil en muchos momentos, siempre se está pensando en el que dirán las familias y amistades; otros no lo confiesan porque sienten temor que alguien saque a la luz su pasado, otros sencillamente se avergüenzan de ser cristianos; pero no olvidemos las palabras que Jesús dijo:"A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos". Mateo 10:32-33
A veces no necesitamos negar al Señor Jesucristo con la boca, el testimonio que damos en la familia, en el trabajo, en el lugar donde vivimos y aún en la iglesia lo niegan:
"Dicen conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan; son odiosos y rebeldes, incapaces de ninguna obra buena". Tito 1:16
Nuestra apatía en la forma como ministramos al Eterno Dios, en las reuniones congregacionales, en la alabanza, en las ofrendas, y la actitud con los hermanos en Cristo, es una forma de negarlo, porque algo que reclama nuestro Dios es la verdadera adoración, que es nuestra entrega y rendición total a Él; expresando el amor de Jesucristo en todo lo que hacemos para Él.
Estos son tiempos de reflexión, y como verdaderos cristianos debemos distinguirnos por el amor que nos tenemos los unos por los otros (Juan 13:35), como una manera de confesar que JESUCRISTO es el SEÑOR de nuestras vidas, quien debe ser glorificado por la fe que profesamos.

Bendiciones

















 

Saturday, December 24, 2011

Cristo, la Luz de la vida

Otra vez Jesús les habló, diciendo: "Yo soy la luz del mundo, el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida"  Juan 8:12

Dios bendiga sus vidas, y que esta navidad sea tiempo de reflexionar, no de celebrar exteriormente,  sino de celebrar en el espíritu fiestas de paz, de amor y de gozo pero en el Espíritu.
Que la Luz que llevamos en  nuestros corazones alumbre en medio de las tinieblas, llevando el mejor testimonio entre los hombres  ¿Cómo alumbra tu Luz?
"Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció". Juan 1:9-10
Nosotros somos portadores de esa Luz, "Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!" Gálatas 4:6 
Que la navidad en sus corazones traiga a sus vidas y a su familia paz y amor.

¡FELIZ NAVIDAD!

Monday, December 19, 2011

Volviéndonos a Dios


"Reconcíliate con Dios, y tendrás paz, y te vendrá bien. Toma la Ley de su boca, y pon sus palabras en tu corazón. Si te vuelves al Todopoderoso, serás restablecido, alejarás de tu tienda la aflicción, y estimarás el oro como polvo, y el oro de Ofir como piedras del arroyo. El Todopoderoso será tu tesoro, y tendrás plata en abundancia. Entonces te deleitarás en el Todopoderoso, alzarás a Dios tu rostro. Orarás a él, y él te oirá, y pagarás tus votos. Todo lo que emprendas te saldrá bien, y sobre tus caminos resplandecerá la luz. Cuando los arrogantes sean abatidos, tú dirás: '¡Hay quien levanta!' Porque Dios salva al humilde. Libertará al inocente, si está limpio de pecado". Job 22:21-30

¡Hoy es un día especial! a través de este escrito te hago la invitación de volver a Dios; de reconciliarte con el Eterno Dios y Padre mediante su Hijo Jesucristo, quien murió por toda la humanidad para redimirnos mediante su sangre de todo pecado.

Haz un pequeña oración con todo tu corazón como ésta: Señor Jesús hoy vengo ante ti reconociendo que soy un pecador, y que a través de tu preciosa sangre me laves y me enseñes a seguir tus pasos, creo en ti como el hijo de Dios, quien murió y resucitó de entre los muertos. Gracias Señor por ser mi Redentor y Salvador.¡Amén!

Abre tu corazón cada día para que crezcas en el espíritu, con la maravillosa ayuda del Espíritu Santo, orando y meditando en su Palabra. Sólo podras crecer espiritualmente si le permites al Señor cada día entrar a tu corazón para instruirte en su Palabra.
"Pero el Ayudador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi Nombre, os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que os he dicho" Juan 14:26.

Un abrazo y grandes bendiciones



.

Sunday, December 18, 2011

Dándole la gloria a Dios

"José respondió a Faraón, diciendo: No está en mí; Dios dará a Faraón una respuesta favorable". Génesis 41:16

 
Todo lo que tenemos le pertenece a Dios nuestro Creador, "Del Señor es el mundo entero, con todo lo que en él hay, con todo lo que en él vive"(Salmo 24:1).

Tenemos un libre albedrio, un libre determinar sobre los distintos aspectos de nuestra vida, pero Dios nos recomienda escoger la vida y la bendición veamos Deuteronomio 30:19-20 "Al cielo y a la tierra pongo hoy como testigos contra vosotros de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas, tú y tu descendencia, amando al SEÑOR tu Dios, escuchando su voz y allegándote a Él; porque eso es tu vida y la largura de tus días, para que habites en la tierra que el SEÑOR juró dar a tus padres Abraham, Isaac y Jacob".

Esta porción Bíblica que fue para el pueblo de Israel, también la hacemos nuestra en el día de hoy, y es clara en cuanto a que somos nosotros quien determinamos nuestro camino, no le echemos la culpa a nuestro Creador de nuestras decisiones que son nuestras y solamente nuestras. Y ella les dijo: No me llaméis Noemí; llamadme Mara, porque el trato del Todopoderoso me ha llenado de amargura.

Llena me fui, pero vacía me ha hecho volver el SEÑOR. ¿Por qué me llamáis Noemí, ya que el SEÑOR ha dado testimonio contra mí y el Todopoderoso me ha afligido? Rut 1:20-21

Cuando Noemí junto con su familia determinó salir de Belén, no registran las Sagradas Escrituras que ellos hubieran puesto esa decisión en las manos de Dios.

Cuando nos dejamos dirigir por el eterno Dios, la decisión tomada bajo la guianza de su Santo Espíritu, será la mejor! Él nos dará un corazón entendido para discernir lo bueno de lo malo. Es ahí donde debemos darle a nuestro Señor la gloria y la honra, y no sólo en una decisión sino, en todo lo que hace en nuestras vidas, y en la de nuestras familias, sanándonos, liberándonos, proveyéndonos, guardándonos de todo mal y muchas otras cosas más que no alcanzarían a ser enumeradas. ¡Dios es maravilloso bendito por los siglos amén, a Él sea la gloria por siempre!

¡Qué Dios te bendiga siempre!








Friday, December 16, 2011

Conociendo a Dios cada día


Mi pueblo no tiene conocimiento, por eso ha sido destruido. Oseas 4:6
El pueblo de Israel, desconoció a Dios en el cumplimiento de su Palabra, porque a través de Moisés conocieron todos los mandatos y preceptos que Dios había ordenado, pero fallaron en el sentido de no ponerla por obra, comulgando con toda clase de maldad, que ofendía al Dios Eterno.
El Señor me dijo: "Este pueblo me sirve de palabra y me honra con la boca, pero su corazón está lejos de mí, y el culto que me rinde son cosas inventadas por los hombres y aprendidas de memoria". Isaías 29:13
hoy día nos pasa lo mismo mucho conocimiento de las sagradas Escrituras, pero muy poca relación con nuestro Señor, no conocemos a Dios, hemos escuchado de Él, pero no hemos tenido encuentros personales con nuestro Eterno Dios. "Hasta ahora, solo de oídas te conocía, pero ahora te veo con mis propios ojos. Por eso me retracto arrepentido, sentado en el polvo y la ceniza" Job 42:5-6.
Las iglesias están llenas de simpatizantes, pero no de verdaderos creyentes, y muchos no tenemos un buen testimonio; porque no conocemos al verdadero Dios.
La guianza del Espíritu Santo permite tener esa koinonía con nuestro Dios y así conocerlo cada día más.
Conocer a Dios es dar cumplimiento a su palabra en amor, por el sacrificio de Jesús en la cruz; es amarlo. Luego el verdadero conocimiento de Dios debe estar basado en una relación personal día a día en la meditación de su Palabra, para ponerla por obra, bajo la dirección del Espíritu Santo.
"Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él" Juan 14:23.

Muchas bendiciones.

Wednesday, December 14, 2011

La Palabra de Dios, cambiando nuestra mente

"Alejen de ustedes la amargura, las pasiones, los enojos, los gritos, los insultos y toda clase de maldad".
Efesios 4:31


El apóstol Pablo nos recomienda desechar el viejo hombre y vestirnos del nuevo hombre creado en Jesucristo (leer Efesios 4:17-32); y así renovar nuestra mente, y esto se hace solamente a través de la Sagrada palabra de Dios en el poder de su Santo Espíritu, no existen fórmulas, ni fuerza humana, sólo nuestra disposición y voluntad para que el Espíritu Santo trabaje en nosotros; rindamos a Él nuestro corazón y el hará.
Al orar examinemos delante de Dios nuestra conducta con el prójimo, y si aún hay amargura, pasiones, enojo, gritos, insultos y toda maldad; tengamos en cuenta que estas actitudes no nos dejan crecer espiritualmente; despojémonos de ese viejo hombre que está viciado conforme a los deseos engañosos (V.22). Esa forma de pensar o juzgar las cosas en nuestra vieja naturaleza, no debe prevalecer, ahora que somos nueva creación en Cristo Jesús; cambiemos esa forma de pensar o juzgar de la vieja naturaleza o el hombre interior, con la única verdad absoluta: La Palabra de Dios en el poder del Espíritu Santo. Si antes decíamos que no podíamos dejar de gritar o de enojarnos porque así era nuestro carácter, y así pensábamos; ahora podemos pensar y expresar con todo nuestro corazón que "todo lo podemos en Cristo que nos fortalece" (Filipenses 4:13); así es como renovamos el espíritu de nuestra mente, con la Palabra de Dios; no con palabras positivas, ¡NO! sólo con la ¡PALABRA DE DIOS! bajo la dirección del Espíritu Santo.
Esa es la verdadera y única forma de renovar nuestra mente.
"No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto".  Romanos 12:2

Bendiciones.

Thursday, December 8, 2011

El no creer en el perdón de Cristo y pecar voluntariamente

"Pues ¿no creen ustedes que mucho mayor castigo merecen los que pisotean al Hijo de Dios y desprecian su sangre, los que insultan al Espíritu del Dios que los ama? Esa sangre es la que confirma la alianza, y con ella han sido ellos consagrados".
Hebreos 10:29


Cuando creemos que Jesucristo no nos ha podido perdonar, y nos acusamos constantemente de nuestra vida pasada, sintiéndonos cada día más indignos; esa incredulidad pone de relieve que la muerte de Cristo y su sangre no tienen ningún valor en la redención, para el perdon de pecados; de esta manera también nosotros pisoteamos y despreciamos su sangre e insultamos al Espíritu Santo que nos ama, olvidándonos que en Jesucristo tenemos redención, por su sangre, el perdón de pecados (Efesios 1:7).
El único que nos acusa a nuestra conciencia es el enemigo, ya vencido. Creamos en Jesucristo, quien nos amó y se entregó por nosotros; perdonémonos a nosotros mismos y limpiemos nuestro corazón de todo aquello que nos acusa. El nos hizo libre, y lo que Él libertare será verdaderamente libre ( Juan 8:36); fuimos comprados a precio de su Sangre, no nos dejemos intimidar por el enemigo que fue vencido en la Cruz.
Otra forma de pisotear al Hijo de Dios y despreciar su sangre es cuando se peca voluntariamente en una actitud incrédula respecto del sacrificio de Él en la cruz; no hay excusa para la incredulidad y el endurecimiento del corazón. Jesucristo es la única verdad, no existe otro Dios, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén. (Romanos 9:5)
¡JESUCRISTO nuestro Salvador! Él vive, Él reina. 

Bendiciones en abundancia


Monday, December 5, 2011

Nuestra fuerza humana en el obrar de Dios



"Y publiqué ayuno allí junto al río Ahava, para afligirnos delante de nuestro Dios, para solicitar de él camino derecho para nosotros, y para nuestros niños, y para todos nuestros bienes.
Porque tuve vergüenza de pedir al rey tropa y gente de a caballo que nos defendiesen del enemigo en el camino; porque habíamos hablado al rey, diciendo: La mano de nuestro Dios es para bien sobre todos los que le buscan; mas su poder y su furor contra todos los que le abandonan.
Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios sobre esto, y él nos fue propicio".

Esdras 8:21-23 (el subrayado es mio)


Veamos la parte del subrayado, así como a Esdras le dió verguenza dejar a Dios en un mal concepto ante el rey; así mismo hoy día nosotros deberíamos sentir lo mismo, pero la verdad es que hacemos tantas cosas para ayudarle a Dios que lo único que hacemos es dejarlo por debajo ante el enemigo y los no creyentes, como si Él no nos escuchara, o no pudiera darnos lo que le pedimos; si es nuestra necesidad el dinero, hacemos todas clase de actividades para conseguirlo, como si Él no fuera el dueño del oro y la plata (Hageo 2:8); he tenido conocimiento de cristianos que contratan guardaespaldas para que los cuiden, como si Él no fuera nuestro guardador, (Salmo 121); si es para alcanzar almas para Cristo, ponen tantas cargar a las personas para que lo hagan, que al final terminan cansadas y desilusionadas de Dios, cuando Dios es quien añade a la iglesia los que han de ser salvos (Hechos 2:47); con tantas cosas que hacemos en nuestras fuerzas, lo que logramos es detener las bendiciones de Dios, permitamos que Él nos bendiga con su bendición que es la que enriquece, y no añade tristeza con ella (Proverbios 10:22).
Tenemos un Dios y Padre todopoderoso, dueño de todo el universo y quiere derramarnos sus bendiciones, pero, nosotros nos contentamos con el esfuerzo personal para conseguir lo que queremos, que someternos a Él para que nos bendiga. "Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra" Salmo 46:10

Que Dios les bendiga en abundancia

Friday, December 2, 2011

Falsas doctrinas

"Cuando pasaba a Macedonia, te rogué que permanecieras en Éfeso para que mandaras a algunos que no enseñaran diferente doctrina, ni prestaran atención a fábulas y genealogías interminables, que dan pie a especulaciones más que a la realización del plan de Dios por la fe".
1 Timoteo 1:3-4 (BTX)






Observemos como en tiempo de Pablo, también se daban doctrinas diferentes a las que Jesucristo había enseñado; hoy día se han acrecentado mucho más, es por eso que la iglesia de Jesucristo debe estar atenta a toda esta serie de falsas doctrinas. Es importante ser como los de Berea, quienes iban directamente a las Sagradas Escrituras para comparar si lo que Pablo enseñaba estaba conforme a lo escrito en ellas; no podemos seguir indiferentes a ello, también nosotros hoy debemos hacer lo mismo. Cuando vivimos conforme a la Palabra de Dios, resultado de la meditación en ella y  en una relación personal día a día con nuestro Eterno Dios, nada ni nadie podrá cambiar la verdadera fe que es en Cristo Jesús. 
Por eso Jesús manda a velar y orar para no caer en tentación (Mateo 26:41), la falta de oración nos puede llevar a escuchar doctrinas de demonios; recordemos que está escrito que Satanás se disfraza como ángel de luz (2 Corintios 11:14).
Respondiendo Jesús, les dijo: "Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán" Mateo 24:4-5.
Pablo nos exhorta a no dar pie a especulaciones por fábulas y genealogías interminables; en 2 de Timoteo 2:14 también nos dice:  "Recuérdales esto, exhortándoles delante del Señor a que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino que es para perdición de los oyentes".
Bendiciones.