Thursday, December 31, 2015

La armadura de Dios


Pónganse toda la armadura de Dios para poder mantenerse firmes contra todas las estrategias del diablo. Efesios 6:11

Ponerse la armadura de Dios, no es colocarse imaginariamente la indumentaria militar de un soldado romano; no, la armadura de Dios, es un estilo de vida que todo cristiano debe llevar contra las artimañas del enemigo; el apóstol Pablo usa una metáfora con la armadura que todo creyente debe usar y la vestimenta de un soldado romano.
Cuando el apóstol Pablo habla de colocarse o ponerse la armadura, no lo dice literalmente, es una manera de exhortarnos a estar preparados día a día, y va explicando paso a paso en forma metafórica con la vestimenta del soldado romano.


Cinturón de la verdad. El cinturón ceñía la coraza, era de cuero chapeado de metal y de el pendía la espada.
Lo primero que debemos hacer es ceñir nuestros lomos con la verdad, nuestra fuerza humana está en nuestros lomos, esto significa espiritualmente que nada debemos hacer en nuestra fuerza humana y que ésta debe estar ceñida, o ajustada a la Palabra de Dios, pues es en el poder del Espíritu Santo que debemos estar fortalecidos y no en nuestras fuerzas.

La coraza de justicia. La coraza era una cubierta resistente de metal que servía para proteger el pecho y la espalda del soldado.
Es tener la convicción en nuestro corazón de que la justicia de Dios es por medio de la fe en Jesucristo, por quien hemos sido justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención por su sangre. Esto implica llevar una vida de rectitud y santidad, agradándole a Dios en todo; dando fruto en toda buena obra, creciendo en el conocimiento de Dios y fortalecidos en todo sentido con su glorioso poder.


Calzado los pies. los pies se calzaban con sandalias pesadas típicas de los soldados romanos; estaban hechas de cuero, atadas desde el centro del pie hasta la parte superior del tobillo.
Calzar nuestros pies es tener la disposición constante de anunciar el evangelio de la paz.  El apóstol Pablo nos exhorta a predicar la Palabra, y que insistamos cuando sea oportuno y aún cuando no lo sea (2Timoteo 4:2) 


El escudo de la fe; El escudo era la principal forma de protección para el cuerpo de los soldados romanos. El propósito de este escudo era desviar los misiles del enemigo y ofrecer protección contra el impacto de la espada.
Tener fe significa creer y confiar plenamente en Jesucristo como Señor y Salvador personal, llevando una vida de obediencia a Jesucristo por amor y gratitud, basada en la Palabra de Dios; y así contrarrestar las flechas encendidas del enemigo, que son toda clase de pensamientos pecaminosos, de duda, de desánimo, de muerte, de enfermedad, de fracaso y muchos otros que el enemigo usa para derrotarnos; pero gracias a Cristo Jesús somos mas que victoriosos.    

El yelmo de la salvación. El yelmo es la parte de la armadura que protege la cabeza y el rostro del soldado, si en algo debemos de estar seguros y confiados como cristianos nacidos de nuevo, es en nuestra salvación, que a través de nuestro Señor Jesucristo nos fue dada. Esto implica que debemos cada día renovar nuestra mente a través de la Palabra de Dios; y que nuestra forma de ver, oír, y hablar sea coherente también con la Fe que profesamos.

La espada del Espíritu, es la Palabra de Dios; es el arma ofensiva y defensiva que los creyentes tenemos contra toda acechanza del enemigo. En Mateo 4: 1-11 Jesús fue llevado al desierto para ser tentado por el diablo, después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre y vino el tentador haciéndole varias propuestas que Jesús rechazo mediante la Palabra de Dios, diciendo siempre: Escrito está. 


Orar en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, por todos los santos, se debe orar por el cuerpo de Cristo, la iglesia; guiados por el Espíritu Santo. Del mismo modo, y puesto que nuestra confianza en Dios es débil, el Espíritu Santo nos ayuda. Porque no sabemos cómo debemos orar a Dios, pero el Espíritu mismo ruega por nosotros, y lo hace de modo tan especial que no hay palabras para expresarlo. Romanos 8:26


En cuanto a mí, ciertamente no pecaré contra el SEÑOR al dejar de orar por ustedes. Y seguiré enseñándoles lo que es bueno y correcto. 1 Samuel 12:23


Bendiciones







Wednesday, October 21, 2015

Doctrinas inventadas por el hombre.

Así que no se preocupen diciendo:  ¿Qué comeremos? o ¿Qué beberemos? o ¿Con qué nos vestiremos?
Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.
Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas. Mateo 6:31-34
 
Sólo la verdadera fe, que viene del autor y consumador de la fe, Jesús (Hebreos 12:2), es la que nos permite recibir las añadiduras sin los afanes que trae el mundo. El Espíritu Santo de Dios nos exhorta sobre la forma de obtener prosperidad en nuestro caminar: Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. Santiago 4:3-4   
Si no se busca primeramente el Reino de Dios y su justicia, ¿Cómo serán añadidas las cosas que necesitamos? si bien es cierto que Dios hace salir el sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos; no quiere decir que todo lo que necesitamos lo derrame sobre aquellos que no buscan de su Reino y su justicia. Hay personas no creyentes, pero son diligentes en sus labores, veamos Proverbios 10:4  La mano negligente empobrece;  mas la mano de los diligentes enriquece. Pero veamos el Salmo 127:
Pierden el tiempo ustedes, que se levantan temprano y se acuestan tarde para comer un pan conseguido con sufrimiento porque Dios da a quien ama, aun mientras duerme. Esto no quiere decir que no se trabaje, se debe trabajar para el sustento de la familia, porque es el propósito de Dios, (Génesis 3:19) pero el afán de enriquecerse, y el afán de las cosas del mundo, eso es lo que nos da sufrimiento y nos lleva a trabajar de sol a sol; ahora los bienes que se adquieren de prisa al principio,  no serán al final bendecidos. Proverbios 20:21; el final de amontonar nos lleva a la destrucción de la familia, enfermedades y todo tipo de dificultades y eventos en ese proceso de amontonar, que de verdad no traen ninguna bendición.
 
Es bien cierto que Dios nos bendice en abundancia y grandemente y es parte de lo que nos añade, pero no debe ser el motivo de nuestra existencia, la razón de nuestro vivir es Cristo y proclamar sus obras maravillosas y a eso hemos sido llamados; ya que han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. 
Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra, pues ustedes han muerto y su vida está escondida con Cristo en Dios.  Colosenses 3:1
Hoy día la iglesia en general anda en busca de la prosperidad económica, pero cuan equivocados estamos, nuestro propósito debe estar centrado cada día en crecer en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. 2 Pedro 3:18
Escuchemos con el corazón lo que nos aconseja el apóstol Pablo en 1 de Timoteo 6:3-10
3. Si alguien enseña falsas doctrinas, apartándose de la sana enseñanza de nuestro Señor Jesucristo y de la doctrina que se ciñe a la verdadera religión,
4. es un obstinado que nada entiende. Ese tal padece del afán enfermizo de provocar discusiones inútiles que generan envidias, discordias, insultos, suspicacias
5. y altercados entre personas de mente depravada, carentes de la verdad. Éste es de los que piensan que la religión es un medio de obtener ganancias.
6. Es cierto que con la verdadera religión se obtienen grandes ganancias, pero sólo si uno está satisfecho con lo que tiene.
7. Porque nada trajimos a este mundo, y nada podemos llevarnos.
8. Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso.
9. Los que quieren enriquecerse caen en la tentación y se vuelven esclavos de sus muchos deseos. Estos afanes insensatos y dañinos hunden a la gente en la ruina y en la destrucción.
10. Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores.


Reciban un abrazo lleno de las bendiciones de Dios que son las que enriquecen y no añaden tristeza con ellas. Proverbios 10:22 
 



 
 
 

Friday, October 16, 2015

Creyendo con el corazón

Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara. Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido; por lo cual también su fe le fue contada por justicia. Y no solamente con respecto a él se escribió que le fue contada, sino también con respecto a nosotros a quienes ha de ser contada, esto es, a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús, Señor nuestro, el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación. Romanos 4:19-25


Creer es confiar plenamente, y saber de verdad en quien hemos creído y porque hemos creído. Si creemos en Dios pero tenemos dificultad para que sus promesas hagan rema en nuestro corazón, es porque aún no somos sensibles a la voz del Espíritu, en nuestro corazón hay duda, temor, e incredulidad, y contra esto, esta la fe; así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. Romanos 10:17
Este oír, y el oír por la Palabra de Dios, es mediante el corazón dispuesto para que el Espíritu Santo obre en nosotros destruyendo toda dureza, duda y toda incredulidad; trayendo a nuestro corazón certeza y convicción de lo que esperamos de Dios en sus promesas. Al orar en el Espíritu mediante su Palabra y sus promesas, en el Nombre de Jesús recibiremos respuesta a nuestras peticiones. 
Es necesario meditar, aprender y memorizar la Palabra de Dios, bajo la dirección del Espíritu Santo; nuestro corazón debe estar lleno de la Palabra de Cristo (Colosenses 3:16), para que el Espíritu Santo tome de nuestro corazón esa Palabra para nuestra sanidad, liberación, y restauración de nuestra vida.
Es en las Sagradas Escrituras donde aprendemos a conocerle , y a entender su voluntad y si oramos en el conocimiento y voluntad de Dios tenemos lo que pedimos.

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Hebreos 11:

Toda incredulidad detiene la mano poderosa de Dios; precisamente en Nazaret, Jesús no hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos ( Mateo 13:58).

Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.
Hebreos 3:12-13


Bendiciones
 
 


 

Thursday, October 8, 2015

Oraciones que Dios nuestro Padre escucha.

Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.
Mateo 18:19-20


La Palabra de Dios es para creer en ella y obedecerla, El Espíritu Santo nos recomienda que nos pongamos de acuerdo, y este ponerse de acuerdo no solo es en las peticiones sino también ponernos de acuerdo en estar en paz con Dios, reconocer nuestras fallas, es decir prepararnos espiritualmente; como también creer, que nuestro Padre responderá a nuestras peticiones conforme sea su voluntad, y que para Él no hay nada imposible; y toda petición debe ser hecha en el Nombre de Jesucristo; precisamente para que nuestras peticiones sean escuchadas por nuestro Padre Celestial; el salmista David dice:
Si en mi corazón hubiera yo abrigado maldad, el Señor no me habría escuchado; pero Dios sí me ha escuchado, ha atendido a la voz de mi plegaria.
¡Bendito sea Dios, que no rechazó mi plegaria ni me negó su amor!
Salmo 66:18-20

...Ciertamente les aseguro que mi Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre. Juan 16:23b 

Es maravilloso entender y comprender la importancia de la presencia de Dios a través de nuestro Señor Jesucristo, cuando nos ponemos de acuerdo para orar, porque confiamos en su respuesta, porque Dios no es un ser humano para que mienta o cambie de opinión. ¿Acaso él no hace lo que dice, o no cumple lo que promete? Números 23:19

Un abrazo lleno de Bendiciones
 

El amor incondicional

Puesto que son hijos amados de Dios, procuren parecerse a él y hagan del amor su norma de vida, pues también Cristo nos amó y se entregó a sí mismo por nosotros como ofrenda y sacrificio de olor agradable a Dios. Efesios 5:1-2
El amor va más allá de un sentimiento, el amor es entrega incondicional, tal como Dios nos amó, así mismo Él quiere que le amemos, sin condiciones, reconociendo primeramente que Dios es amor, y que por ese amor entregó a su hijo JESUCRISTO a una muerte de cruz, para reconciliarnos con Él (Romanos 5:11). El no busca de nosotros sacrificios, sino una relación personal cada día.
Veamos Romanos 5 :8   Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. El sacrificio de Jesús en la cruz fue producto del amor de Dios por la humanidad, es por eso que hoy te invito a que aceptes de todo corazón ese regalo que Dios nos ofrece a través de su amado Hijo Jesucristo: Salvación y vida eterna. 
Cuando nuestro ser interior puede entender este amor, podemos exclamar como lo hizo David en el Salmo 100: Aclamen alegres al Señor, habitantes de toda la tierra; adoren al Señor con regocijo. con cánticos de júbilo. Reconozcan que el Señor es Dios; él nos hizo, y somos suyos. Somos su pueblo, ovejas de su prado.
Entren por sus puertas con acción de gracias; vengan a sus atrios con himnos de alabanza; denle gracias, alaben su nombre.
Porque el Señor es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre.  
Ese amor de Dios en nuestros corazones es lo que nos hace diferentes como cristianos que somos; en Juan 13:35, el Señor nos dice:En esto conocerán todos que ustedes son mis discípulos, si se aman unos a otros. Es por este motivo que muchas personas son juzgadas, por la falta de bondad y de amor en el trato con el prójimo, pero no olvidemos que siempre debemos juzgar con justo juicio y no por las apariencias.   

El Señor está en medio de ti, y te salvará con su poder; por ti se regocijará y se alegrará; por amor guardará silencio, y con cánticos se regocijará por ti.
Sofonías 3:17

Un abrazo lleno de bendiciones

Wednesday, October 7, 2015

La ayuda mutua entre los hermanos

No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos. Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.
Gálatas 6:9-10


Este texto maravilloso de la Palabra de Dios, el cual hoy es de nuestro interés, nos dice que siempre que tengamos la oportunidad hagamos el bien a todos pero en especial a los de la familia de la fe; pero aquí en esto se falla mucho, hay entre nosotros tantas personas afligidas, y tantas personas pobres y de diversas maneras, que no solo pobre es el que no tiene bienes; hay personas enfermas que han sido abandonadas por sus familias y nunca reciben una visitan; hay personas que están en las cárceles que tampoco son visitadas y no tiene una voz de aliento, hay hermanos que pasan tanta necesidad económica, que por sus circunstancias no tienen oportunidades para lograr un empleo y muy difícilmente se extiende la mano de generosidad, porque hay mucho egoísmo, nos hemos olvidado de los pobres, o de aquellas personas desvalidas que por la situación que viven no tienen familia ni los recursos necesarios para sobrevivir; veamos lo que Jacobo, Cefas y Juan le pidieron a Pablo en Gálatas 2:10  Sólo nos pidieron que nos acordáramos de los pobres, y eso es precisamente lo que he venido haciendo con esmero.
Siempre tendremos con nosotros personas pobres que no tienen lo necesario para vivir o tienen muy poco y también tendremos pobres que viven en cárceles  espirituales, en cadenas de tristeza y angustias.
Reflexionemos sobre la siguiente porción bíblica, Mateo 25:34-46  
34.  "Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha: 'Vengan ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban su herencia, el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo.
35. Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento;
36. necesité ropa, y me vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve en la cárcel, y me visitaron.'
37. Y le contestarán los justos: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber?
38. ¿Cuándo te vimos como forastero y te dimos alojamiento, o necesitado de ropa y te vestimos?
39. ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y te visitamos?'
40. El Rey les responderá: 'Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí.'
41. "Luego dirá a los que estén a su izquierda: Ápártense de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
42. Porque tuve hambre, y ustedes no me dieron nada de comer; tuve sed, y no me dieron nada de beber;
43. fui forastero, y no me dieron alojamiento; necesité ropa, y no me vistieron; estuve enfermo y en la cárcel, y no me atendieron.'
44. Ellos también le contestarán: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, o como forastero, o necesitado de ropa, o enfermo, o en la cárcel, y no te ayudamos?'
45. Él les responderá: 'Les aseguro que todo lo que no hicieron por el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron por mí.'
46. "Aquéllos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.

Y hacer el bien es ayudarse unos a otros a llevar sus cargas, y sobre todo a elevar una plegaria al trono de la gracia por las cargas de nuestros hermanos. Oremos por los necesitados y afligidos, pues no somos nosotros llamados a juzgar sino de hacer el bien mientras lo podamos hacer. 

No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra. Gálatas 6:7 

Bendiciones.














  





 

Monday, September 14, 2015

Viviendo vidas religiosas

Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado... Isaías 29:13


Cuando se vive bajo la dirección del Espíritu Santo, dice la Palabra somos hijos de Dios (Romanos 8:14), y vivir bajo la guía del Espíritu Santo es vivir a la luz de la Palabra, de lo contrario el vivir independiente de la Palabra de Dios, que es Jesús mismo hablándonos, nos hacemos religiosos y legalistas, no esperamos con paciencia la voluntad de nuestro Dios y Padre y todo lo hacemos en nuestras fuerzas; cuando las cosas son de Dios todo viene derecho, el cubre todo y el se encarga de que su propósito se lleve a cabo sin interferencias, y lo más importante nuestra paz no se debilita; no hay agotamiento; pero esto depende de su comunión con Dios, veamos Hechos 16:6-10 : Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió. Y pasando junto a Misia, descendieron a Troas. Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos.
Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio.
La Palabra tiene que ser entronada en nuestro corazón mediante el Espíritu Santo, porque la Palabra es la que sana, libera, restaura, salva; la Palabra es vida; a través de la Palabra el Espíritu Santo nos da revelación y sabiduría.
Podemos conocer la Santa Biblia de principio a fin, pero si no la meditamos a través del Espíritu Santo, de nada nos sirve, nos volvemos religiosos y legalistas como los Fariseos en tiempos de Jesús.
Hijo mío, no olvides mis enseñanzas; y ten en mente mis mandamientos, porque alargarán tu existencia y te darán años de vida y paz. Proverbios 3:1-2

Un abrazo lleno de bendiciones




 

Tuesday, June 30, 2015

Cuando se confia en el Eterno Dios.


¿Acaso no lo sabes? ¿Acaso no te has enterado? El Señor es el Dios eterno, creador de los confines de la tierra. No se cansa ni se fatiga, y su inteligencia es insondable.  
Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil.
 
Aun los jóvenes se cansan, se fatigan, y los muchachos tropiezan y caen; pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán. Isaías 40:28-31

 Confiar:                                                                    
Esperar con seguridad y credulidad que algo suceda o que alguien se comporte como se desea. (Este es uno de los conceptos de la palabra confiar, según el diccionario de la lengua española).
 
Confiar en Dios es esperar su providencia, es esperar su dirección. El pueblo de Israel no se movía sin la dirección de Dios: 
Cada vez que la nube se levantaba de la Tienda, los israelitas se ponían en marcha; y donde la nube se detenía, allí acampaban.
Dependiendo de lo que el Señor les indicara, los israelitas se ponían en marcha o acampaban; y todo el tiempo que la nube reposaba sobre el santuario, se quedaban allí.
No importaba que se quedara muchos días sobre el santuario; los israelitas obedecían el mandamiento del Señor y no abandonaban el lugar. (Números 9:17-19)
Cuando nos adelantamos al tiempo de Dios, los proyectos no salen nada bien, nos toca pasar por momentos difíciles, porque todo lo estamos haciendo en nuestras fuerzas, hay que aprender a esperar el tiempo que Dios tiene para nuestros proyectos, y todas las cosas, porque todo tiene un momento (Eclesiastés 3) cuando las cosas vienen de Dios todo es perfecto, su Palabra no se contradice, el mundo sin Dios vive a la carrera, no importa la familia, las amistades, sólo importa alcanzar el objetivo cueste lo que cueste; el apóstol Pablo nos dice en Romanos 12:2: No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.
Es muy importante entender que la comunión con Dios; es apartar un espacio y un tiempo a solas con Él, es allí donde aprendemos la paciencia, don que sólo se aprende en su presencia; es allí donde recibimos sabiduría y revelación a través de su Palabra; es allí donde aprendemos a entender y comprender la voluntad de Dios. Nuestro Eterno Dios merece de nosotros un tiempo de rendición, de entrega, de reverencia, que con la ayuda de su Santo Espíritu nuestro ser podrá adorarlo, tal como nuestro Dios y Padre anhela que lo adoren.

Bendiciones.

 

Tuesday, June 16, 2015

Reconociendo el amor de Cristo para ser un verdadero adorador

Por esta razón me arrodillo delante del Padre, de quien recibe nombre toda familia en el cielo y en la tierra. Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser, para que por fe Cristo habite en sus corazones. Y pido que, arraigados y cimentados en amor, puedan comprender, junto con todos los santos, cuán ancho y largo, alto y profundo es el amor de Cristo; en fin, que conozcan ese amor que sobrepasa nuestro conocimiento, para que sean llenos de la plenitud de Dios. Efesios 3:14-19
 
Cuando seamos llenos de la plenitud de Dios, es porque hemos reconocido y entendido el amor de Cristo y el plan de Dios para nuestra salvación; inspirado por el Espíritu Santo de Dios en las Escrituras; es así como podemos llegar a ser esos verdaderos adoradores que el Padre busca que le adoren, porque es a partir de un corazón dispuesto y quebrantado por ese amor, que puede de verdad ser adorado, de tal manera que las palabras llenas de alabanza y de rendición salen de ese corazón lleno de ese amor que el Espíritu Santo a desbordado en el corazón, no solo un día sino cada día de la vida, sea la situación que se viva; de otra manera, solo son palabras, y cargadas de emociones, que muchas veces y conforme a las circunstancias, hay días en que se da todo reconocimiento a Dios y otros días que hay tanto desánimo que solo hay reclamo a Dios por la situación que se vive.
Ruego a Dios, que con la ayuda de su Santo Espíritu podamos meditar cada día en las Sagradas Escrituras y rendir nuestro corazón, reconociendo ese amor de Jesucristo, quien se dio por nosotros para redimirnos de todo pecado. 
 
Pero cuando se manifestaron la bondad y el amor de Dios nuestro Salvador,
  él nos salvó, no por nuestras propias obras de justicia sino por su misericordia. Nos salvó mediante el lavamiento de la regeneración y de la renovación por el Espíritu Santo,
  el cual fue derramado abundantemente sobre nosotros por medio de Jesucristo nuestro Salvador.
 Así lo hizo para que, justificados por su gracia, llegáramos a ser herederos que abrigan la esperanza de recibir la vida eterna. Tito 3:4-7
 
 
Bendiciones
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Friday, May 29, 2015

Agradeciendo a Dios por sus misericordias

Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.
1 Tesalonicenses 5:18
 
Cuando agradecemos a nuestro Eterno Dios por los  momentos circunstanciales que vivimos, su agrado no es tanto por el hecho del agradecimiento en si, sino porque hemos valorado su amor y su infinita misericordia, nuestra gratitud debe ser por lo que es Él, y no por el hecho de recibir.  
Sin Él nada somos y fuera de Él no existe ningún bien, por ese motivo debemos entender el valor de nuestra gratitud, porque Él es el todo de nuestra existencia.  
El conoce de nuestras necesidades, de nuestros problemas y angustias; es por ello que les animo a tomar para ustedes esta porción Bíblica donde el  Espíritu Santo habla a través del apóstol Pablo diciendo: No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos (Filipenses 4:6) 
¿Qué sería de nosotros sin las misericordias de Dios? Veamos lo que nos dice el profeta Jeremías en Lamentaciones 3:22-24  
Esto traigo a mi corazón, por esto tengo esperanza: Que las misericordias del SEÑOR jamás terminan, pues nunca fallan sus bondades; son nuevas cada mañana; ¡grande es tu fidelidad!  
El SEÑOR es mi porción--dice mi alma-- por eso en El espero.


Bendiciones.
 
 
 
 
 
 
 

Monday, May 18, 2015

¡El Espíritu Santo, siempre con nosotros!


Pero les digo la verdad: Les conviene que me vaya porque, si no lo hago, el Consolador no vendrá a ustedes; en cambio, si me voy, se lo enviaré a ustedes. Y cuando él venga, convencerá al mundo de su error en cuanto al pecado, a la justicia y al juicio; en cuanto al pecado, porque no creen en mí; en cuanto a la justicia, porque voy al Padre y ustedes ya no podrán verme; y en cuanto al juicio, porque el príncipe de este mundo ya ha sido juzgado. Juan 16:7-11

       !Oh Espíritu Santo, precioso consolador, Bendito Dios!
Sabemos que el Espíritu Santo esta con nosotros, día a día, Él es nuestro amigo, compañero, abogado, maestro, ayudador y consolador; está tan cerca de nosotros, que desperdiciamos cada instante de nuestra vida, haciendo todo en nuestras fuerzas, y no sólo eso, sino tomando decisiones incorrectas que nos llevan por caminos de sufrimientos y angustias, desgastándonos en todo el sentido de la palabra: Pierden el tiempo ustedes, que se levantan temprano y se acuestan tarde para comer un pan conseguido con sufrimiento porque Dios da a quien ama, aun mientras duerme. Salmo 127:2 (PDT).
Porque no acudir a la persona del Espíritu Santo, en todos los momentos de nuestra vida; el tomar caminos sin su dirección, es hacer nuestra vida más difícil, si pudiéramos de verdad entender su voluntad divina...
 ¡Oh, si me hubiera oído mi pueblo, Si en mis caminos hubiera andado Israel!
En un momento habría yo derribado a sus enemigos, Y vuelto mi mano contra sus adversarios.

Los que aborrecen a Jehová se le habrían sometido, Y el tiempo de ellos sería para siempre.
Les sustentaría Dios con lo mejor del trigo, Y con miel de la peña les saciaría. Salmo 81:13-16

Bendiciones


















 

Thursday, January 1, 2015

2015, un nuevo año, nuevos propósitos.

Pero en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.  ¡Estén alerta! ¡vigilen! Porque ustedes no saben cuándo llegará ese momento.
Marcos 13: 32-34

Estos son tiempos de buscar más de la presencia de Dios, que este 2015 sea un año de más oración, y meditación de su Palabra, de más entrega y rendición a nuestro Dios mediante su Hijo Jesucristo; es tiempo de despertarnos, porque estamos muy dormidos, mientras nuestras familias y el resto del mundo se pierden.
Estamos muy entretenidos buscando las añadiduras, los milagros, el bienestar nuestro; y la búsqueda de la Presencia de Dios ¿Dónde está? ¿ Y la meditación de su Palabra? ¿Y nuestra alma cómo se encuentra? ¿Qué testimonio de vida estamos dando?
El humanismo se ha tomado los pulpitos de las congregaciones, y muchos no conocemos de Cristo, hemos oído hablar de Él, pero no sabemos quien es Él en nuestras vidas, y quienes somos en Él; precisamente porque andamos en los afanes de la vida y el engaño de las riquezas, las cuales impiden que crezcamos en el conocimiento de nuestros Salvador Jesucristo y de su gracia.
 
Estamos en los últimos tiempos, hay que estar vigilantes mirando lo que se teje a nuestro alrededor, no echemos en saco roto cuando Dios a través del apóstol Juan en Apocalipsis 12 :12 nos dice:
¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.
 
Que Cristo Jesús, nuestra Luz brille sobre nosotros y su gloria se derrame sobre nuestras vidas.
Un abrazo llenos de bendiciones para este nuevo año 2015