Tuesday, December 31, 2013

Los planes para el 2014



Nosotros hacemos tantos planes pero al final, muchos de estos proyectos no los logramos y no porque nos falte diligencia, sino simplemente porque no es la voluntad de Dios, para nosotros ese proyecto es bueno, pero para Dios no, porque Él es Omnisciente es decir conoce todas las cosas reales y posibles (Definición de Diccionario de la Lengua española.)

Precisamente nos dice el apóstol Pablo en Romanos 8: 26
Además, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. Porque no sabemos pedir lo que conviene, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Y el que sondea los corazones, sabe cuál es la intención del Espíritu, y él intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios.

Cuando hagamos planes, lo más importante es ponerlos en la presencia de Dios y someterlos a su voluntad, no a la nuestra y así no tendremos desmotivaciones, ni peleas con nuestro soberano Dios en Cristo Jesús. 

La seguridad que tenemos al estar unidos a Dios es esta: Dios escucha nuestras oraciones cuando le pedimos conforme a su voluntad. Puesto que sabemos que Dios nos escucha, tengamos la certeza de que él nos dará cualquier cosa que le pidamos.

1 Juan 5:14-15

Un abrazo lleno de muchas bendiciones para el 2014



 
 
 
  
 
 
 

 
 
 

Sunday, December 15, 2013

Los propósitos de Dios.

"No estoy hablando de todos ustedes. Yo sé a quiénes elegí. Pero tiene que cumplirse esto que la Biblia anunció: "Aquel con quien compartía mi pan, se ha puesto en contra mía." Juan 13:18


Cuantas veces censuramos a las personas por sus actitudes, y no sabemos que muchas de esas personas son puestas en nuestro caminar para limarnos; y que nuestro Eterno Dios y Padre en su divina providencia usa lo que sea necesario para que el carácter de Cristo se forme en nosotros; porque el que comenzó la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. Filipenses 1:6 

El capítulo 13 de Juan en el versículo 18 que hoy es tema de reflexión nos muestra que Jesús no se equivocó cuando eligió a Judas Iscariote, puesto que éste era el que lo iba a entregar pero, precisamente tenía que cumplirse lo que anunciaba la Sagrada Escritura. En el versículo 27 de este mismo capítulo nos dice que tan pronto como Judas tomó el pan, Satanás entró en él. 
Cuando Dios pone una persona en nuestro camino, para enseñarnos algo o para corregir en nosotros actitudes que no agradan a Dios, no murmuremos, no denigremos de ella, pues es allí donde le abrimos puertas a Satanás, doblemos rodillas y bendigámosla; sean cristianas o no, son personas que Dios está usando para su propósito.
Censuramos la traición de Judas, pero cuantas veces traicionamos a Cristo Jesús con nuestros engaños y mentiras, y toda clase de murmuraciones y de actitudes que tenemos con nuestro prójimo, contristando su santo Espíritu. Parece que el panorama no ha cambiado; pero hoy que estamos reflexionando acerca de este momento en la vida de nuestro Amado Jesús de Nazaret, también es momento de direccionar nuestro camino, de vivir vidas de testimonio por amor y gratitud a nuestro Señor Jesucristo quien nos amó y dio su vida por la nuestra; permitiendo y disponiendo nuestro corazón para que su Santo Espíritu obre en nosotros.

Oremos siempre por nuestro hermanos en Cristo, por aquellos que han caído o han vuelto atrás; por aquellos que están en sectas o falsas doctrinas o huecas filosofías; por aquellos que se enaltecen y no le dan la Gloria a Dios; por aquellos que se han desmotivado y han perdido ese primer amor por nuestro Dios; por aquellos falsos ministros de Dios, que llevan a muchos creyentes al abismo; por aquellos que hacen mercadería del evangelio; oremos para que nuestro Dios tenga misericordia de ellos y enderece sus caminos y sean libres del juicio eterno. No los censuremos, cuidémonos de caer y oremos por esta serie de cosas, recordemos lo que nos dice el apóstol Pedro en su primera carta: Estén siempre atentos y listos para lo que venga, pues su enemigo, el diablo, anda buscando a quien destruir. ¡Hasta parece un león hambriento!
1 de Pedro 5:8

Bendiciones.
 


 













    

Sunday, November 3, 2013

El conocimiento de la cruz de Cristo

El mensaje de la muerte de Cristo en la cruz parece una tontería a los que van a la perdición; pero este mensaje es poder de Dios para los que vamos a la salvación.
1 corintios 1:18
El conocimiento de la muerte de Cristo Jesús en la cruz,  es nuestra firmeza en Dios, es nuestra ancla, sin ese conocimiento no podemos entender quien es Cristo en nuestras vidas y quienes somos nosotros en Cristo; podemos fácilmente abandonar el camino de Dios, porque no sabemos en quien confiar, y de hecho las aflicciones del momento nos llevan a fluctuar, a dudar de nuestras convicciones, no encontramos solución a nuestra problemática, y es en ese momento, en el cual necesitamos saber en quien hemos creído, en quien esperamos, para así seguir firmes, de lo contrario estaremos abandonando el camino de Dios, y regresando al mundo y a todo lo que éste ofrece, desechando así a nuestro Eterno Salvador, dando mal testimonio y sobretodo pisoteando la sangre de Cristo y contristando al Santo Espíritu de Dios.
Bendiciones.






 

 

 

 

 

 

 






 

Saturday, October 12, 2013

En su Presencia hay plenitud de gozo...

"Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a mí en oración y yo los escucharé." Jeremías 29:12

 
 
Orar... esta es una palabra de cuatro letras y dos sílabas, es pequeña pero grande ante de Dios; allí esta nuestro clamor, nuestra alabanza, nuestra petición, nuestra súplica, nuestra humildad y mansedumbre; no existe otro momento para estar delante de Dios, con un corazón contrito y humillado, en una actitud de reverencia y agradecimiento; no en religiosidad, no en apariencias, pues estamos delante de nuestro creador, quien conoce nuestro corazón y sus intenciones. Es allí donde nos desnudamos delante de Él; a Él no le podemos mentir, ni hacer poses de una piedad que no sentimos; podemos aparentar ante el mundo entero de cosas que no vivimos ni sentimos, pero ¡a Él no!
Por los afanes que el mundo ofrece, y las tantas ocupaciones ministeriales son motivos para descuidar esa parte tan importante para nuestras vidas y familia, que es el de estar en su presencia. Cada día está con sus brazos abiertos esperándonos; en todos nuestros momentos acudamos a Él, es nuestro amigo, consolador, ayudador, abogado y nuestra compañia en cada instante de nuestras vidas
"¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?"
Santiago 4:5
Es para Dios más importante que nosotros busquemos de su presencia antes, que trabajar en nuestras fuerzas para el Reino de los cielos; trabajar para el Reino de Dios es un propósito de Dios, pero bajo la dirección de Él; y esa dirección está en su presencia.
En Jeremías 23:22 nuestro Eterno Dios dice:
"Pero si ellos hubieran estado en mi secreto, habrían hecho oír mis palabras a mi pueblo, y lo habrían hecho volver de su mal camino, y de la maldad de sus  obras"
Los falsos profetas que le profetizaban al pueblo de Israel, no buscaban de la presencia de Dios, motivo por el cual hablaban mentiras, creando falsas expectativas a la gente; hoy día vemos a muchos ministros presentando tanta ciencia humanística, y no un evagelio de poder y de gracia; presentan a un Cristo basado en el humanismo, y no en la Cruz; teorias humanísticas y de la nueva era, y no los beneficios de la muerte, y resurrección de Cristo. No  motivan a los creyentes a orar y a meditar en la palabra de Dios para buscar de su presencia. 
 
Bendiciones
 
 
 
 
 

Saturday, September 14, 2013

Escogiendo lo mejor a través de Jesucristo


"Le pido a Dios que ustedes se amen cada vez más, y que todo lo aprendan bien y lo juzguen correctamente, para que sepan cómo elegir lo mejor. Así, cuando Cristo vuelva, estarán sin pecado y nadie podrá acusarlos de nada. Porque, con la ayuda de Jesucristo, ustedes harán lo bueno, para que la gente alabe y honre a Dios"
Filipenses 1:9-11
El amor, la sabiduría, y el entendimiento no se consiguen en un libro ni en ninguna institución ni con las mejores frases célebres, como instancias que nos ayuden a vivir rectamente, y que nos pueden dar un corazón entendido para escoger lo mejor
y presentar una vida de buenas acciones; esto solo lo podemos alcanzar mediante nuestro Señor Jesucristo. 
Como cristianos verdaderos, discípulos de Cristo, nos deben de conocer por el amor entre los hermanos (Juan 13:35) y nuestra sabia manera de conducirnos en todos los momentos, y si no tenemos sabiduría para escoger lo bueno, entonces pidámosle a nuestro Eterno Dios que nos la de, y como dice Santiago la dará abundantemente y sin reproche (1:5).
Si no hay búsqueda de Dios, si no hay ganas, no podemos tener una vida rendida y consagrada a Dios. No podemos pretender que el hecho de buscar a Dios solo los domingos,  podamos dar una abundante cosecha de buenas acciones, porque esto solamente se logra a través de una intima relación personal día a día con Dios.
Si nosotros no nos disponemos para que Dios haga la obra en nosotros, Él no la podrá hacer, así de sencillo; Él actúa en un corazón que se dispone, esa es nuestra tarea ¡DISPOCISION! y nuestro Dios hará el resto, y en el tiempo conforme a su voluntad.
El hecho de ser buenas personas no es garantía para escoger lo mejor y llevar una vida limpia, lo que nos hace ser sabios e irreprensibles es el estar cada día en la presencia de Dios, y como consecuencia nuestras buena acciones y todo a través de nuestro Señor Jesucristo, para gloria y alabanza a Dios.

Dios les bendiga en abundancia. 




   
 

Sunday, July 21, 2013

La Palabra de Dios, mensaje de vida y esperanza

"Pidan a Dios, y él les dará. Hablen con Dios, y encontrarán lo que buscan. Llámenlo, y él los atenderá.
Porque el que confía en Dios recibe lo que pide, encuentra lo que busca y, si llama, es atendido". Mateo 7:7-8

Estos mensajes preciosos que encontramos en las Sagradas Escrituras, son los que reconfortan nuestro espíritu, nos dan aliento, y vida, en ellos encontramos paz y esperanza.

La Palabra que hoy, es tema de reflexión, nos anima a buscar de la presencia de Dios para alcanzar nuestros propósitos; y el primer paso es pedirle a Dios su dirección en la búsqueda de dichos propósitos y confiar plenamente en Él: "Pierden el tiempo ustedes, que se levantan temprano y se acuestan tarde para comer un pan conseguido con sufrimiento porque Dios da a quien ama, aun mientras duerme." Salmo 127:2 (PDT).
Nosotros tenemos que ser diligentes, pero esa diligencia debe ser guiada por el Santo Espíritu de Dios, porque tampoco es el de sentarnos a esperar que todo nos llegue sin mover un dedo; o hacer todo en nuestras fuerzas sin tener en cuenta a nuestro Creador; pues nuestro Señor nos dice: "Hablen con Dios y encontrarán lo que buscan. Llámenlo y Él los atenderá". Conforme a este texto bíblico no hay excusa para nada, si no recibimos, es porque no sabemos pedir, porque pedimos mal, para gastar en nuestros deleites (Santiago 4:2-3) y de hecho no encontramos nada, porque es conforme a la voluntad de Dios, pues como nos dice en su Palabra "Sé muy bien lo que tengo planeado para ustedes, dice el Señor, son planes para su bienestar, no para su mal. Son planes de darles un futuro y una esperanza. Entonces ustedes me llamarán, vendrán y orarán, y yo los escucharé. Me buscarán y me encontrarán cuando me busquen de todo corazón" Jeremías 29: 11-13

En el evangelio de San Juan, Jesús nos exhorta y anima a permanecer fieles y firmes en Él:
"Si ustedes permanecen unidos a mí, y si permanecen fieles a mis enseñanzas, pidan lo que quieran y se les dará"
Juan 15:7 esta Palabra nos confirma una vez más que nuestra fe y confianza en Cristo Jesús, y el creer en su Palabra nos permitirá alcanzar nuestros propósitos conforme a su voluntad perfecta; así también, ésta porción bíblica nos enseña que nuestros ojos deben estar puestos solamente en Jesucristo "...porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios"  Corintios 1:20 

Bendiciones




 



























Sunday, June 16, 2013

La confianza en el Señor


 
SALMO 34
Este Salmo nos expresa la confianza tan profunda de David en el Eterno Dios:

Bendeciré al Señor a todas horas; mis labios siempre lo alabarán.  Yo me siento orgulloso del Señor ¡óiganlo y alégrense, hombres humildes!  
Alabemos juntos y a una voz la  grandeza del nombre del Señor.
Recurrí al Señor, y él me contestó,  y me libró de todos mis temores.
Los que miran al Señor quedan radiantes de alegría y jamás se verán defraudados.
Este pobre gritó, y el Señor lo oyó y lo libró de todas sus angustias.
El ángel del Señor protege y salva a los que honran al Señor.
Prueben, y vean que el Señor es bueno.
¡Feliz el hombre que en él confía!
Honren al Señor, los consagrados a él, pues nada faltará a los que lo honran.
Los ricos se vuelven pobres, y sufren hambre, pero a los que buscan al Señor nunca les faltará ningún bien.
Vengan, hijos míos, y escúchenme: voy a enseñarles a honrar al Señor.
¿Quieres vivir mucho tiempo?
¿Quieres gozar de la vida?
Pues refrena tu lengua de hablar mal, y nunca digan mentiras tus labios.
Aléjate de la maldad, y haz lo bueno; busca la paz, y síguela.
El Señor cuida de los hombres honrados y presta oído a sus clamores.
El Señor está en contra de los malhechores, para borrar de la tierra su recuerdo.
El Señor atiende al clamor del hombre honrado, y lo libra de todas sus angustias.
El Señor está cerca, para salvar a los que tienen el corazón hecho pedazos y han perdido la esperanza.
El hombre honrado pasa por muchos males, pero el Señor lo libra de todos ellos.
Él le protege todos los huesos;  ni uno solo le romperán.
A los malvados los mata su propia maldad; los que odian al hombre honrado serán castigados. Pero el Señor salva la vida a sus siervos; ¡no serán castigados los que en él confían!

Bendiciones.



 
 

Tuesday, June 11, 2013

Amando a Cristo con libertad


"Pido al Padre que Cristo viva en ustedes por la fe y que su amor sea la raíz y el cimiento de su vida. Así podrán comprender con todo el pueblo santo de Dios cuán ancho y largo, cuán alto y profundo, es su amor. El amor de Cristo es tan grande que supera todo conocimiento. Pero a pesar de eso, pido a Dios que lo puedan conocer, de manera que se llenen completamente de todo lo que Dios es." Efesios 3:17-19 

El amor de Cristo es tan grande, que no existen palabras para describirlo, al mirar la cruz podemos ver su inmenso amor, es por ello, que nuestro amor a Dios en Cristo Jesús, debe ser en  total libertad, dejando que su Santo Espíritu sea el que exprese ese amor, pues a través de Él, ese amor fue derramado en nuestros corazones (Romanos 5:5). 
Hay tanta religiosidad y tanto legalismo en nuestra forma de ver las cosas, que impiden expresar con naturalidad nuestro amor y gratitud al unico que vive y reina, Jesucristo; también impiden que tengamos una buena comunión con Dios; la Palabra de Dios la tomamos sin sentido, y nos damos biblazos, acusándonos y permitiendo que se nos acuse, ya no hay ninguna condenación para los que vivimos según el Espíritu "¿Quién puede acusar de algo malo a los que Dios ha elegido? ¡Si Dios mismo los ha declarado inocentes! ¿Puede alguien castigarlos? ¡De ninguna manera, pues Jesucristo murió por ellos! Es más, Jesucristo resucitó, y ahora está a la derecha de Dios, rogando por nosotros.
¿Quién podrá separarnos del amor de Jesucristo? Nada ni nadie. Ni los problemas, ni los sufrimientos, ni las dificultades. Tampoco podrán hacerlo el hambre ni el frío, ni los peligros ni la muerte... En medio de todos nuestros problemas, estamos seguros de que Jesucristo, quien nos amó, nos dará la victoria total. Yo estoy seguro de que nada podrá separarnos del amor de Dios: ni la vida ni la muerte, ni los ángeles ni los espíritus, ni lo presente ni lo futuro, ni los poderes del cielo ni los del infierno, ni nada de lo creado por Dios. ¡Nada, absolutamente nada, podrá separarnos del amor que Dios nos ha mostrado por medio de nuestro Señor Jesucristo!" Romanos 8:33-39.
Si bien es cierto que Dios como nuestro Padre Celestial, nos somete a disciplina, eso no quiere decir que Él quiera destruir la obra de sus manos, al contrario, " Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehova de los que le temen. Porque Él conoce nuestra condición; se acuerda de que somos polvo"  Salmo 103:13-14
El mejor maestro para conocer bien de la Palabra es el Espíritu Santo, Él es quien nos enseña y nos lleva a toda verdad, esta registrado en Juan 14:26 y Juan 16:13
A medida que nos vamos involucrando más con la Palabra bajo la dirección del Espíritu Santo, entonces podemos decir que la Palabra que es Cristo nos ha hecho libres, para amarlo y vivir una vida de libertad en Él, lejos de estructuras religiosas y legalistas inventadas por el hombre.
La Santa Biblia es nuestro manual, la cual tiene vida en si, cuando está sujeta a la dirección o guía del Espíritu Santo de Dios, sin Él es letra muerta.

Un abrazo y muchas bendiciones.

NOTA: A mis queridos seguidores de mis blogs pido disculpas por la interrupción de mis escritos. Gracias
.




















Sunday, February 24, 2013

Creciendo y madurando en el Señor



"Los hijos que tenemos son un regalo de Dios. Los hijos que nos nacen son nuestra recompensa". Salmo 127:3 (T.L.A.)


Nuestros hijos son una bendición, y toda nuestra descendencia es para bendición (Salmo 37:26b). La sencillez de los corazones de los niños, y sus rostros de paz y ternura debíamos de conservarlos hasta nuestra vejez; pero los golpes de la vida nos van endureciendo el corazón y el rostro y se va llenando de amargura, resentimiento y toda clase de heridas. Pero afortunadamente, apareció en nuestras vidas JESUCRISTRO, para darnos vida y vida en abundancia (Juan 10:10)  
Esa inocencia reflejada en las caritas de los niños, es lo que nuestro Eterno Dios quiere que nosotros reflejemos en nuestro corazón, Él quiere corazones como los de los niños, sin malicia, sin engaño, sin hipocresía; corazones perdonadores, sin rencores, sin odios, sin venganzas. El Espíritu Santo a través del apóstol Pablo nos recomienda en su Palabra: "Hermanos en Cristo, sean inocentes como niños, pero no piensen como niños. Piensen como personas maduras" 1 Corintios 14:20.
La madurez debe ser nuestra norma a medida que crecemos espiritualmente, y también cronológicamente, no podemos seguir viendo las cosas como  niños; no podemos confundir lo que expresa nuestro Dios en cuanto que, el reino de los cielos es de aquellos cuyo corazón debe asemejarse al de un niño, en el cual no hay maldad ni iniquidad. 
"Alguna vez fui niño. Y mi modo de hablar, mi modo de entender las cosas, y mi manera de pensar eran los de un niño. Pero ahora soy una persona adulta, y todo eso lo he dejado atrás" 1 Corintios 13:11
Recordemos que nuestro Amado Dios no mira la apariencia sino el corazón (1Samuel 16:7); es nuestro corazón que Él quiere de
nosotros, lo vemos registrado en Proverbios 23:26:
"Dame, hijo mío, tu corazón, y que tus ojos se deleiten en mis caminos".

Nota: A mis queridos lectores, quiero compartirles mi alegría de un miembro más en mi familia, mi nieta Hanna Sosa Bedoya (foto).
 
¡Bendiciones!!!!!!













 







Thursday, January 24, 2013

Jesucristo, nuestra adoración

¡Vamos, adoremos de rodillas a nuestro Dios y creador!
Salmo 95:6





Nuestra mejor adoración, alabanza, gloria y honor, sólo debe ser para Él: JESUCRISTO, Él es quien murió por nosotros; por su sangre nos redimió del pecado; nos liberó de la maldición de la ley; nos hizo hijos de Dios; nos dio salvación y vida eterna; nos hizo sentar en lugares celestiales juntamente con Él; es nuestra seguridad; es nuestra esperanza de gloria; es nuestro Rey de reyes y Señor de señores; es nuestro Redentor eterno; y nuestro gran Consolador y tantas cosas más por las cuales debemos de postrarnos y de rodillas adorarle, entendiendo que Él está presente, y que sus ojos están puestos en nuestro corazón;  es nuestra actitud la que Él mira, porque muchos podemos estar de rodillas pero con el corazón muy lejos del Señor.
No existe otra persona que merezca nuestra adoración sólo CRISTO.

Veamos esta porción Bíblica donde claramente podemos ver la intención del corazón al presentar una ofrenda a Dios:
"Abel también presentó al Señor lo mejor de su rebaño, es decir, los primogénitos con su grasa. Y el Señor miró con agrado a Abel y a su ofrenda, pero no miró así a Caín ni a su ofrenda. Por eso Caín se enfureció y andaba cabizbajo" Génesis 4:4-5.
Dios miró la intención del corazón de cada uno de ellos en la presentación de la ofrenda. Abel presentó lo mejor de sus ganados y los primogénitos; en cambio Caín había podido traer la primicia de sus frutos y lo mejor pero, simplemente presentó una ofrenda de lo que había producido la tierra.

Demos lo mejor de cada uno de nosotros; Dios nuestro Padre nos dio lo mejor de su amor: Jesús de Nazareth, su Hijo; ¡Cómo no darle con excelencia nuestra ofrenda día a día! 

Una vida de oración y el meditar en su palabra cada día, nos permite cada vez morir a nosotros mismos; para que el viva en nosotros. Nuestra obediencia es nuestra mejor ofrenda de amor



Bendiciones.