Sunday, May 12, 2019

Dios nos libra de los momentos de aflicción

Den gracias al Señor, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre.
Que lo digan los redimidos del Señor, a quienes redimió del poder del adversario, a quienes reunió de todos los países, de oriente y de occidente, del norte y del sur. Vagaban perdidos por parajes desiertos, sin dar con el camino a una ciudad habitable. Hambrientos y sedientos, la vida se les iba consumiendo. En su angustia clamaron al Señor, y él los libró de su aflicción. Salmos 107:1-6


















La misericordia del Señor es para siempre!!! 
En el Salmo107 podemos ver lo grande de su misericordia en medio de las aflicciones, los dirigió por camino recto hasta llegar a una ciudad habitable; los sacó de las sombras tenebrosas y rompió en pedazos sus cadenas; envió su palabra para sanarlos y así los rescató del sepulcro; cambió la tempestad en suave brisa: se sosegaron las olas del mar. 

El salmista nos exhorta a dar gracias al Señor por su gran misericordia, por sus maravillas en favor de los hombres, que lo exaltemos en la asamblea del pueblo, que lo alabemos en el consejo de ancianos y al sabio que considere todas estas cosas y entienda bien el gran amor del Señor.

Hay momentos de nuestras vidas que creemos que Dios nos ha dejado, que estamos solos, pero en este Salmo podemos ver lo contrario a nuestros pensamientos, podemos analizar  su gran amor y misericordia que a pesar de la rebeldía, y el pecado Dios está presente en nuestras vidas, y al clamar en medio de nuestra angustia, el Señor nos libra de nuestras aflicciones como lo expresa el salmista.  


¡Alabemos a nuestro Dios! ¡Alabemos a Dios en su santuario! ¡Alabemos su poder en el cielo!
¡Alabemos sus grandes acciones! ¡Alabemos su incomparable grandeza! Salmo 150:1-2

Un abrazo lleno de grandes bendiciones!!!







Saturday, March 23, 2019

La Providencia de Dios.

Yo sé, oh SEÑOR, que no depende del hombre su camino, ni de quien anda el dirigir sus pasos. Repréndeme, oh SEÑOR, pero con justicia, no con tu ira, no sea que me reduzcas a nada.
Jeremías 10:23-24

Sabemos que la Biblia fue inspirada por Dios, y que en ella reconocemos que Dios sustenta todas las cosas con la palabra de su poder (Hebreos 1:3b) y que gobierna con su sabiduría infinita nuestras vidas, por lo tanto nuestra confianza debe estar puesta en Él, echando toda nuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de nosotros (1 Pedro 5:7).
Por lo tanto debemos confiar en nuestro Eterno Dios  entregando nuestras vidas, y nuestras familias en sus manos como también todos nuestros proyectos, porque en Él estamos seguros; separados de Él nada podemos hacer y fuera de Él no existe ningún bien.
Al entender que Dios sustenta, provee y gobierna al mundo y todo lo que en el hay, nuestra confianza debe estar puesta en Él; ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo a su propósito. Romanos 8:28. Por lo tanto, no debemos temer; entendiendo que debemos ser diligentes en todas las cosas  bajo la dirección del Santo Espíritu de Dios; porque solo a través de Él y de su infinito amor podemos ser capacitados para regocijarnos en los sufrimientos, porque sabemos que los sufrimientos producen paciencia, y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado Romanos 5: 1-5

 Al hombre le toca hacer planes, y al Señor dirigir sus pasos. Proverbios 16: 9

Bendiciones.









Sunday, March 17, 2019

Nuestro estado de ánimo

¿Por qué voy a desanimarme? ¿Por qué voy a estar preocupado? Mi esperanza he puesto en Dios, a quien todavía seguiré alabando. ¡Él es mi Dios y Salvador! 
Salmos 42:5

Desde el momento de la concepción del ser humano se va formando su personalidad y su carácter como producto de todos los factores que inciden en el proceso del desarrollo como individuo; produciendo impactos en las áreas emocionales, fisiológicas, y otras áreas más; que influyen en los hábitos de vida. Estas condiciones hacen que nuestro estado de ánimo fluctúe trayendo a nuestra vida desesperanza. 
Pero hoy tenemos la certeza de que Cristo vive y Él es nuestra esperanza de gloria; quien sana nuestro corazón y da firmeza a nuestra alma; y nos sacia con su Espíritu.
Veamos lo que nuestro Eterno Dios nos dice en Santiago 1:5-8
"Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará; pues Dios da a todos sin limitación y sin hacer reproche alguno. Pero tiene que pedir con fe, sin dudar nada; porque el que duda es como una ola del mar, que el viento lleva de un lado a otro. Quien es así, no crea que va a recibir nada del Señor,
porque hoy piensa una cosa y mañana otra, y no es constante en su conducta"(el subrayado es mío).
Es claro, que debemos pedir sabiduría cada día para sobrellevar nuestro estado de ánimo de toda angustia y preocupación y no rendirnos al desaliento, es por eso que nuestro Dios nos exhorta a no dudar, pues la Palabra de Dios nos dice que aquel que duda no recibirá nada del Señor por nuestra inconstancia. 

¿A quién tengo en el cielo? ¡Solo a ti! Estando contigo nada quiero en la tierra. Todo mi ser se consume, pero Dios es mi herencia eterna y el que sostiene mi corazón. 
Salmos 73:25-26



Bendiciones!!!

La intercesión

Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé.
Ezequiel 22:30


Interceder por las personas ante Dios es ante todo un deber como cristianos, el profeta Samuel dice: "En cuanto a mi, que el Señor me libre de pecar contra él dejando de rogar por ustedes. Antes bien, les enseñaré a comportarse de manera buena y recta" 
1 de Samuel 12 :23
Debemos de llevar en oración las cargas que Dios coloca en nuestro corazón por las personas tanto cristianas como no cristianas.
El apóstol Pablo nos exhorta: hacer rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador.
1 Timoteo 2: 1-3
También el apóstol Pablo nos motiva a orar por todos los Santos y por él mismo para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio y para hablar de Dios como debía de hablar. Efesios 6: 18-20
En Hebreos 13: 3 y 18 "Orar por los presos, como si estuviéramos presos juntamente con ellos; y por los maltratados, ya que podemos pasar por lo mismo"
"Orar por todos los pastores" Hebreos 13: 3 y 18.
En Juan, capítulo 17,  vemos la oración intercesora de Jesús de Nazareth por sus discipulos.
Tenemos como cristiano un compromiso moral y espiritual de interceder ante Dios por toda la humanidad y por todas las naciones de la tierra.
El interceder puede cambiar muchas situaciones, como vemos cuando Moisés oro en  presencia de Dios para que el pueblo de Israel no fuera consumido por el ardor de su ira. Éxodo 32: 1-35

La Biblia es un compendio de la misericordia de Dios por alcanzar la humanidad mediante su pueblo Santo.


"Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos" Juan 17: 20


Un abrazo lleno de grandes y abundantes bendiciones durante éste nuevo año 2019.

Tuesday, July 31, 2018

Somos la luz del mundo


"Hermanos, tengan paciencia hasta que el Señor regrese. Recuerden que el campesino espera con paciencia a que pasen las épocas de lluvia para que la tierra produzca frutos. Ustedes también deben esperar con paciencia. Manténganse firmes porque el Señor regresa pronto". Santiago 5:7-8

Uno de los significados de la palabra paciencia es calma o tranquilidad para esperar, que es el significado que hoy me interesa analizar conforme a la Palabra de Santiago 5:7-8 que nos habla de tener paciencia hasta la venida de Jesucristo, pero esta paciencia no solo trata de tiempo sino de nuestra actitud respecto del tiempo, implica nuestra firmeza y lealtad en Cristo, esto nos 
conlleva a una vida de entrega y sometimiento a Él y a su Palabra, a seguir dando frutos en toda buena obra, seguir creciendo en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo, y ser cada día fortalecidos en su poder.
La venida de Jesucristo está muy cerca de modo que debemos estar siempre preparados pues la verdad no conocemos el día ni la hora; pero hoy día estamos viendo las señales antes del fin del mundo, y del regreso de Jesucristo, que Jesús de Nazaret predijo y están escritas en la Biblia,  por eso podemos decir que el Señor Jesucristo está a las puertas!!!
Nosotros somos testigos de Cristo aquí en la tierra, que el mundo se convierta a nosotros y nosotros no nos convirtamos a ellos. Con nuestro fruto o testimonio mucho llegarán a Cristo. 

"Acérquense a Dios y él se acercará a ustedes. Quiten el pecado de su vida, pecadores. Concentren su mente en Dios, ustedes que quieren seguir a Dios y al mundo".  
Santiago 4:8

Un abrazo y muchas bendiciones.













Wednesday, July 25, 2018

La oración del Padre Nuestro


"Ustedes deben orar así: 'Padre nuestro que estás en los cielos, que siempre se dé honra a tu santo nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como se hace en el cielo. Danos hoy los alimentos que necesitamos cada día, y perdona nuestros pecados como nosotros también perdonamos a los que nos han hecho mal. No nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno" Mateo 6: 9 -13

Ésta enseñanza de Jesús era como la estructura o la base de como interactuar con el Padre Celestial, no se trata de hacerla repetitiva, aunque lo podemos hacer. 
Una de las cosas que Jesús vino a hacer en la tierra fue a restaurar la paternidad de Dios; recordemos que el pueblo de Israel por su rigidez y temor no le invocaban como Padre; es por ello que Jesús inicia la oración con las palabras de Padre nuestro.  
Al entrar en oración debemos entender que la presencia de Dios está allí a través de su Santo Espíritu, y que nosotros somos sus hijos; entramos en una relación personal con el Padre; y al dirigirnos a Dios como nuestro Padre, debemos darle reverencia y exaltación, y que la santidad sea en nosotros sus hijos, un estilo de vida que honre su nombre, para que sometiendo nuestra voluntad a su voluntad, Dios gobierne nuestra vida en todo el ámbito de la palabra, sustentando así nuestro día a día física y espiritualmente, enseñándonos a perdonar a través de su perdón y dándonos la capacidad de ser libres de la tentación y del mal mediante ésta relación Padre e hijos. 
Lo que busca Dios de nosotros es que tengamos una vida de oración, porque es allí donde aprendemos a conocerle, allí crecemos espiritualmente, y es allí que mediante su Palabra el Santo Espíritu de Dios va restaurando nuestra vida, quien está presente siempre, "y el Espíritu Santo nos ayuda en nuestra debilidad. Por ejemplo, nosotros no sabemos qué quiere Dios que le pidamos en oración, pero el Espíritu Santo ora por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras". Romanos 8: 26

Veamos algunas recomendaciones hechas por Jesús que debemos tener en cuenta al orar:

"Cuando oren, no sean como los hipócritas, que les gusta pararse en las sinagogas y en las esquinas de las calles a orar en voz alta para que los vean. Les digo la verdad: ellos ya han recibido su recompensa. 
Pero tú cuando ores, dirígete a tu cuarto, cierra la puerta y habla con tu Padre. Así recibirás recompensa de tu Padre, porque él ve todo lo que se hace en secreto. 
Cuando oren, no alarguen demasiado su oración. No hagan como los que no conocen a Dios, que creen que porque hablan mucho Dios les tendrá que hacer caso. No sean como ellos, porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan, incluso antes de que se lo pidan". Mateo 6: 5-8 

Un abrazo y muchas bendiciones  






Friday, July 20, 2018

Hambre y sed de Dios



 ¿A quién tengo en el cielo? ¡Solo a ti! Estando contigo nada quiero en la tierra. 
Salmos 73:25

Esta expresión del salmista nos muestra su entrega total a Dios, pero también la saciedad de Dios en su vida. Si de algo debemos estar seguros es que no hay nada fuera de Dios, Él lo suple todo; Él es la fuente de nuestra vida, sin Él nada podemos hacer y fuera de Él no existe nada, es la razón de nuestro existir.
A través de la meditación en la Palabra de Dios, nos damos cuenta que es allí donde nuestra alma tiene reposo porque el Espíritu Santo nos da entendimiento para comprender que sólo Dios puede suplir nuestras necesidades espirituales, físicas y materiales; que sólo Dios puede llenar nuestros vacíos, Él es el agua viva que sacia nuestra sed, Él es el pan de vida que sacia nuestra hambre. 
Toda angustia, toda depresión, toda ansiedad son reflejos de una vida de no relación con ese Dios vivo: Jesucristo, porque cuando se lleva esa relación personal día a día, Él lo llena todoporque en Él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y en Él estamos completos... (Colosenses 2: 9-10).  

En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y en voz alta dijo:"Si alguno tiene sed, venga a mi y beba. Del interior del que cree en mí, correrán ríos de agua viva, como dice la Escritura". Juan 7:37-38

Un abrazo lleno de bendiciones.





Saturday, May 19, 2018

Nuestro propio perdón

"Entonces, Señor, decidí confesarte todos mis pecados; no escondí ninguna de mis culpas. Decidí confesarte mis errores, Señor, y tú perdonaste todas mis culpas". Salmos 32:5

La Palabra de Dios es para meditar y creer en ella; es la verdad absoluta; es confiar en lo que Dios dice en las Sagradas Escrituras y darlo por hecho. 

Ésta porción bíblica nos habla del perdón de Dios, y éste fue otorgado por su Hijo Jesucristo en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados (Colosenses 1:14) entenderlo no es fácil porque hay que escucharlo con el corazón, es por eso que  nosotros no nos hemos podido perdonar, seguimos llevando esa carga de nuestro pasado, nos sentimos avergonzados!!! Pero si algo hay seguro, es que cuando de verdad nos arrepentimos por nuestros pecados Dios es fiel y justo para perdonarnos y apartarnos de toda maldad. 1 Juan:1:9

También la disciplina de Dios cuando nos acoge como hijos, nos hace sentir no perdonados, porque toda disciplina en el momento de recibirla no es causa de gozo sino de tristeza (Hebreos 12:11  parte a), y por ello nos sentimos desanimados y pensamos que nuestro Dios nos está castigando por nuestros pecados y que no recibimos su perdón; lo que sucede es que no tenemos presente su Palabra, y en la Escritura dice: "No desprecies, hijo mío, la corrección del Señor, ni te desanimes cuando te reprenda. Porque el Señor corrige a quien él ama, y castiga a aquel a quien recibe como hijo" Hebreos 12: 5-6

Ahora veamos lo que nos dice Jeremías 31: 34 b "Yo les perdonaré sus iniquidades y nunca más me acordaré de sus pecados". 
Entonces es el momento de perdonarnos y no seguir cargando la vergüenza de nuestro pasado; porque nuestro Dios y Padre ya no se acuerda de nuestros pecados. "BENDITO DIOS que nos dio vida con CRISTO al perdonar todos nuestros pecados". Colosenses 2:13 parte b (el subrayado es mío).

"No le irá bien al que oculta sus pecados, pero el que los confiesa y se aparta será perdonado" Proverbios 28:13

BENDICIONES!!!!