Sunday, May 20, 2012

Abriendo puertas de bendición

"La Escritura dice: Ha dado generosamente a los pobres y su justicia permanece para siempre. Dios que da la semilla que se siembra y el alimento que se come, os dará todo lo necesario para vuestra siembra, y la hará crecer y hará que vuestra generosidad produzca una gran cosecha"
2 Corintios 9:9-10

    Según el diccionario castellano:
    Generosidad:
    -Tendencia a ayudar a los demás y a dar las cosas propias sin esperar nada a cambio.
    -Nobleza o grandeza de carácter.
La generosidad es una actitud del corazón, que sólo puede realizarla el Santo Espíritu de Dios; no todas las personas les nace ser generosas pero, sí por obediencia lo hacen; abriendo grandes puertas de bendición para sus vidas tanto en el plano familiar como personal.

Si observamos el capítulo 6: 1-18 de Mateo, encontramos tres (3) aspectos por los cuales recibimos recompensas de nuestro Padre Celestial, y de lo primero que hace mención es de las limosnas, luego la oración y por último el ayuno.

Respecto de las limosnas no sólo es dar a personas, sino reconocer a Dios como el dador de todo lo que tenemos y dar conforme a como hemos sido prosperados, ¡más allá del diezmo! Dios es fiel y lo que ha prometido lo dará.

En Marcos 7: 9-13 nos dice: "También les dijo: Para mantener sus propias tradiciones, ustedes pasan por alto el mandato de Dios. Pues Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre, y el que maldiga a su padre o a su madre, será condenado a muerte.
Pero ustedes afirman que un hombre puede decirle a su padre o a su madre: No puedo ayudarte, porque todo lo que tengo es corbán (es decir: "ofrecido a Dios"); y también afirman que quien dice esto ya no está obligado a ayudar a su padre o a su madre. De esta manera ustedes anulan la Palabra de Dios con esas tradiciones que se transmiten unos a otros. Y hacen otras muchas cosas parecidas".

Una forma de maldecir a nuestros padres es no darle honra con nuestras ofrendas, amor, cuidado y respeto; cuando honramos los padres con respeto y amor, como consecuencia de esto, reconocemos una ofrenda voluntaria y generosa por todos los momentos de entrega y cuidados que ellos dieron en nuestra crianza y de haber sido parte de la gracia de la vida. Es una retribución a esa generosidad de ellos, que muchos no la necesitan, pero produce en nosotros como hijos, grandes puertas de bendición, y muchos días de vida sobre la tierra.

Si esto es para nuestros padres terrenales, como será cuando honramos a nuestro DIOS Y PADRE CELESTIAL, con nuestras ofrendas, amor y una vida de rectitud "Si Dios no nos negó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó a la muerte por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos también, junto con su Hijo, todas las cosas?" Romanos 8:32.

Bendiciones.

Tuesday, May 8, 2012

Sabiduría y revelación en el conocimiento de Dios


"Pido al Dios de nuestro Señor Jesucristo, al glorioso Padre, que les conceda  el  don  espiritual  de la sabiduría y se manifieste a ustedes, para que puedan conocerlo verdaderamente.
Pido que Dios les ilumine la mente, para que sepan cuál es la esperanza a la que han sido llamados, cuán gloriosa y rica es la herencia que Dios da al pueblo santo,  y cuán grande y sin límites es su poder, el cual actúa en nosotros los creyentes. Este poder es el mismo que Dios mostró con tanta fuerza y potencia cuando resucitó a Cristo y lo hizo sentar a su derecha en el cielo, poniéndolo por encima de todo poder, autoridad, dominio y señorío, y por encima de todo lo que existe, tanto en este tiempo como en el venidero. Sometió todas las cosas bajo los pies de Cristo, y a Cristo mismo lo dio a la iglesia como cabeza de todo. Pues la iglesia es el cuerpo de Cristo, de quien ella recibe su plenitud, ya que Cristo es  quien lleva todas las cosas a su plenitud" 
Efesios 1:17-23 (el subrayado es mío).


¡Gloriosa Palabra! lo sabemos, que su poder es grande en nosotros, y sabemos que Dios sometió todas las cosas bajo los pies de Cristo y Cristo es la cabeza de la iglesia, y ésta recibe toda su plenitud; pero, que tremendo no ha habido sabiduría y revelación a nuestro entendimiento, nuestros ojos espirituales están dormidos ante tan grande verdad; Cristo está en nosotros y Dios lo puso por encima de todo poder, autoridad, dominio y señorío; y todo está bajo sus pies.

La oración del apóstol Pablo por los de Efeso, hoy debe ser levantada por cada cristiano pidiendo por ese don espiritual  de la sabiduría y de la revelación a través de su Santa Palabra para conocer verdaderamente a Dios, hay que ser hacedores de su Palabra, y esto es maravilloso hacerlo, pues estamos en obediencia; pero vamos más allá, al conocimiento profundo de la revelación por el Santo Espíritu; nuestra obediencia ya no se hace porque debo, sino que se hace por la convicción que produce la revelación, trayendo el rema a nuestro corazón; y ésto es maravilloso porque nada ni nadie nos podra  quitar de nuestro corazón esa Palabra de revelación puesta por el Espíritu Santo, quien es el autor de la Palabra de Dios y sólo a través de Él podemos conocer al Dios vivo, tal como quiere que le conozcamos y hablemos de Él como quiere que se hable.

Una vida de intimidad con nuestro Eterno Dios y la meditación de su Palabra nos conduce cada día a ese don de la sabiduría y de revelación en conocerle, para que nuestra mente sea iluminada, y así entender cuan grande es el poder de Dios, el cual actúa en nosotros.    



Dios les bendice




Sunday, May 6, 2012

Presentes en Dios

"Pero ¿acaso una madre olvida o deja de amar a su propio hijo? Pues aunque ella lo olvide, yo no te olvidaré" Isaías 49:15


Bendito Dios, ese es nuestro Dios Soberano y Todopoderoso, el Creador del Universo, y Él que nos formó, quien nunca nos olvidará sea quien usted, crea, que sea; porque para Él somos su especial tesoro, la niña de sus ojos, somos sus santos, somos sus justos; pero sobretodo somos sus hijos.

De modo que no hay derecho de subestimarse, levantémonos y rompamos con todo concepto que no viene de Dios; y con nuestra cabeza erguida, sigamos caminando por el camino que nuestro Dios nos ha trazado, porque tiene un propósito para cada uno de nosotros. Que nuestro corazón pueda entender la posición que tenemos en Cristo Jesús  para que cada día llevemos vidas con propósitos y como respuesta  a su cuidado, y fidelidad vivamos en obediencia y santidad para quien vive y reina por los siglos: Jesucristo.

El que nuestro Eterno Dios no se olvide de nosotros y esté presente en nuestras vidas es la seguridad más grande que podamos vivir cada día; a dondequiera que vayamos Él está ahí, nunca nos dejará ni nos desamparará, pues sus ojos están puestos sobre nosotros, no sólo estamos seguros en el regalo de la salvación y vida eterna (Romanos 5:9), sino que en Él podemos vivir confiados, pues en Él estamos presentes porque nunca nos olvidará. 

"Clemente y compasivo es el Eterno, lento en ira, y grande en amor. Bueno es el Señor con todos, y con ternura cuida todas sus obras" Salmo 145:8-9.

"Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay cambio ni sombra de variación" Santiago 1:17.

Dios les bendiga siempre.
  

Tuesday, May 1, 2012

Pecados ocultos




¿Quién se da cuenta de sus propios errores? ¡Perdona, Señor, mis faltas ocultas!       Salmo 19:12

Hay cosas ocultas que no confesamos por muchas razones; razones como olvidar, y no querer confesar entre otras, son cosas que nos llevan a vivir vidas de opresión  y de temor por el enemigo.
Al llegar al conocimiento de Dios, aunque fui libre de todos mis pecados, quedo algo sin confesar que pasó en mi adolescencia, la cual no recordaba pero cuando le pedí a mi Señor Jesucristo me revelara lo oculto de mi vida, por lo cual estaba siendo oprimida por el enemigo, mi Amado Dios me trajo a la memoria un libro que lei sobre una historia de una relación amorosa de una mujer y satanás. Como ustedes puede entender que cuando se lee un libro o se mira una escena por la televisión u otro medio de comunicación uno vive la historia del protagonista; y esto es muy delicado para nuestra vida espiritual, lo cual me llevó a abrir puertas al enemigo. Pedí perdón a mi Señor Jesucristo por esto que pasó en mi vida, llegó a mi mente una Palabra de sanidad espiritual, que confesé con mis labios: "Con justicia serás adornada; estarás lejos de opresión, porque no temerás, y de temor, porque no se acercará a ti" Isaías 54:14.


Hay conseciones que hacemos al enemigo inconciente o irresponsablemente en nuestra adolescencia, y juventud, y aún en nuestra vida adulta, que le permiten al enemigo seguir abatallando por ello, quien nos oprime y atemoriza, así tengamos un nuevo nacimiento en Cristo, pero precisamente "Para eso apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo" 1 Juan 3:8b.


Pidamos esa luz para recordar lo oculto en nuestra vida, si estamos pasando por alguna opresión o temor; recordemos lo que nos dice el apóstol Juan en una de sus cartas: "En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor"1 Juan 4:18.


Bendiciones.