Saturday, September 15, 2012

La Palabra nuestra FE.

 
¡Felices los que en ti encuentran ayuda, los que desean peregrinar hasta tu monte! Cuando pasen por el valle de las Lágrimas lo convertirán en manantial, y aún la lluvia lo llenará de bendiciones; irán sus fuerzas en aumento, y en Sión verán al Dios supremo. Salmo 84: 5-7 Apropiémonos de la Palabra de Dios, mediante la FE, hagámosla nuestra y no la soltemos; y que al meditarla podamos decir como el salmista: ¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca (Salmo 119:103). El Santo Espíritu de Dios nos dice en Filipenses 4:19 "Así que, mi Dios os proveerá de todo lo que necesitéis, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús" y todo será posible para nuestras vidas, mediante la fe. No nos engañemos Dios mira es lo que hay en nuestro corazón, y mientras sigamos presentando una ofrenda como la de Caín, no seremos agradables a Dios. Soltemos nuestras fuerzas, entreguémosla a Jesucristo, y dejemos que su Santo Espíritu trabaje en nosotros, el no necesita de nuestra ayuda, el necesita nuestros corazones para poder trabajar e inyectar en nosotros su carácter, que es el fruto o llenura de su Santo Espíritu, ¿Cómo le vamos a servir si no tenemos su amor?; ¿Cómo vamos a ir por los perdidos si no tenemos su gozo, su paz, su paciencia...su fe, su mansedumbre, su templanza? La FE en Cristo no son sentimientos, no son emociones; nuestra FE debe estar basada en la PALABRA DE DIOS; la petición que el apóstol Pablo le hace a los de Éfeso es "Orad también por mí para que, cuando hable, Dios me dé las palabras para dar a conocer con valor el misterio del evangelio, por el cual soy embajador en cadenas. Orad para que lo proclame valerosamente, como debo hacerlo"(Efesios 6:19-20). Precisamente cuando los apóstoles le clamaron a Jesús auméntanos la fe, Él les respondió: "Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería"; aquí no se refiere al tamaño, sino al proceso, es que la fe no es de la noche a la mañana, es un proceso que cada día se va desarrollando a través de nuestra comunión con Dios en la meditación de su Palabra; recordemos lo que nos dice el apóstol Pablo a los Romanos 10:17 " Así que la fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios", no es cualquier forma de oír, es oír con el corazón , no se trata de oídos físicos, porque es muy fácil oír con nuestros oídos físicos, y no pasar nada; pero que difícil oír con los oídos del corazón, pues es allí donde debe crecer esa FE, es allí donde la Palabra de Dios se hace efectiva y da fruto y fruto de gozo y paz en el Espíritu, es allí donde nuestra fe va creciendo como la semilla de mostaza, hasta hacerse un árbol frondoso para albergar las aves del cielo, pero no retrocedamos, tenemos una ESPERANZA DE GLORIA: JESUCRISTO, nuestro SEÑOR y SALVADOR que es el autor y consumador de la FE, quien ¡ VIVE Y REINA ! por los siglos AMÉN; Acerquémonos a Él, al trono de la gracia, y alcancemos cada día ese crecimiento de nuestra Fe en la intimidad de nuestra relación con Él, y meditación de su poderosa Palabra, donde reposa nuestra FE. ¡Un abrazo gigante, y gracias a mi Eterno Dios por sus vidas y su fiel visita a mis blogs, donde encuentran pequeñas reflexiones, que primero, han tocado mi vida y luego comparto con ustedes a través de este medio; y pueden ser también de bendición para sus vidas espirituales. Dios bendiga cada día sus vidas y las de sus familias!

No comments: