Sunday, February 26, 2012

Cristo Jesús nuestro provedor

"Así que, mi Dios os proveerá de todo lo que necesitéis, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús".
Filipenses 4:19

Dios es soberano y todopoderoso, y su buena voluntad es agradable y perfecta, y conocemos también que cada día trae su propio mal; sin embargo nos dejamos llevar por la angustia que surge de nuestra problemática de cada día; somos conocedores de su Palabra, pero nos cuesta vivirla: "Sólo con palabras no escarmienta el siervo, porque entiende, pero no hace caso". Proverbios 29:19
Es nuestro Señor quien suple cada necesidad, y nos lo dice en Mateo 6:33, que busquemos primeramente el reino de Dios y su justicia y todo lo demás será añadido; amado hermano, aprendamos a descansar en Cristo Jesús, sigamos caminando sin dejar de actuar; siendo diligentes en todo, no nos quedemos cruzados de brazos, así nunca llegará la solución a nuestra necesidad.
Isaías 30:15 nos dice lo siguiente: "... en la serenidad y la confianza está vuestra fuerza,...".
Cuando entremos en una dificultad no nos angustiemos, recordemos esta frase de Isaías, serenidad y confianza, y sigamos la ruta de nuestro camino, esperemos sosegados y con toda esa confianza, nuestro amado Dios vendrá en nuestra ayuda. Cuando estamos desesperados, nuestra fe se opaca y la fe es la que hace que la mano de Dios obre, se paraliza y en esos momentos de angustia podemos tomar decisiones erradas, y abrimos caminos que creemos son de solución a nuestra problemática, pero la verdad son caminos de muerte. Las necesidades son como las avenidas de abundante tráfico, que muchas veces se hace difícil cruzarlas, pero cuando sabemos esperar, viene el momento indicado para cruzar la calle, en sosiego y buena calma; pero si no se sabe esperar y en una forma irresponsable se cruza puede estar dispuesto a sufrir un tremendo accidente, y puede incluso perder la vida.
Tengamos calma y esperemos en nuestro Señor Jesucristo, quien cada momento intercede por nosotros y por nuestras necesidades; y a través de Él, nuestro Eterno Dios es quien tiene todo el poder de parar el sol, y la luna como en tiempos de Josué (10:12-13), y así poder sortear nuestras necesidades y angustias.
Si fuéramos un poco sabios, creo que toda angustia, ocasionada por nuestras necesidades, dejaría de existir; porque nuestra confianza estaría puesta en Dios, y esto es importante entenderlo, porque cuando nuestra confianza esta puesta en Él, tenemos la victoria, "Tú guardas en completa paz al que persevera pensando en ti, porque en ti confía". Isaías 26:3
Dios les llene de grandes bendiciones


1 comment:

Noemi said...

Es una bendición este blog, un saludo desde El Salvador Centroamerica, le invito a que visite mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com
DOY MI TESTIMONIO DE SANIDAD DE CANCER INVASIVO PARA LA GLORIA DE DIOS.